Elección interna del PRI en Sonora termina con heridos y 14 detenidos

Inconformes por designación de planilla que buscará alcaldía de Cajeme irrumpieron en el lugar para detener votaciones
22/02/2018
02:24
Amalia Escobar / Corresponsal
Cajeme.
-A +A

Vidrios quebrados, heridos, puertas derribadas y 14 detenidos, fue el saldo de un evento celebrado en la sede del PRI en Cajeme, donde se eligió a la planilla que irá por la alcaldía de dicho municipio.

Tras los hechos violentos, se informó, una sola persona, de nombre Gerardo Gastelúm, pagó la multa de todos los arrestados por el disturbio.

En la elección interna compitieron dos planillas de aspirantes por la candidatura. El conteo de la votación terminó la madrugada del miércoles, donde la planilla verde, encabezada por Emeterio Ochoa, acumuló 2 mil 179 votos y la roja, liderada por Abel Murrieta Gutiérrez, tuvo 625.

De esta manera, se definió cuál grupo participará en el proceso final del 11 de marzo, donde se oficializará la candidatura del ganador.

Los dos aspirantes son afines a grupos diferentes de poder político y económico. Emeterio Ochoa Bazúa forma parte de los Beltronistas y Abel Murrieta de los Boursistas.

A la jornada electoral interna acudieron decenas de militantes priístas, quienes desde las cinco de la mañana se formaron para emitir su sufragio.

Al filo del mediodía, brotó la violencia, cuando un grupo de personas intentaron irrumpir al interior de la sede del PRI, donde se hacían las votaciones, mientras alrededor de cinco mil militantes esperaban su turno.

La policía municipal tomó el control y en un primer intento por frenar la elección, se detuvo a ocho personas.

En el resto de la jornada, que terminó hasta las 18:00 horas, se registraron otros connatos de violencia. En total 14 personas fueron detenidas; todas ellas salieron en libertad gracias a una sola persona, informó el alcalde de Cajeme, Faustino Félix.

Impugnarán resultados. Sobre los resultados, Murrieta Gutiérrez expresó su inconformidad y advirtió que impuganará la decisión, pues hubo muchas irregularidades en el proceso, lo que resulta penoso.

“Como lo habíamos previsto, pero peor, creo que en esta ocasión nadie va a ganar en el PRI, todos perdemos por las prácticas que hemos visto: acarreo de gente, compra de votos y las clásicas tortas”, acusó.

“Hace rato que no pasábamos un cochinero como esto”, expresó al mencionar que hubo personas que acudieron a votar por él y al aparecer en el padrón no pudieron hacerlo.

“Se nos debería caer la cara de vergüenza a los que representamos al partido, que pena, ya lo veremos el primero de julio cuando la gente reaccione ante estas situaciones”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS