“El INE no puede impedir que se tuerza la ley”

Políticos y partidos quebrantan ley electoral, dice; “PGR y FEPADE , claves para comicios limpios”
ILUSTRACIÓN: ROSARIO LUCAS. EL UNIVERSAL
11/02/2018
04:10
Juan Carlos Zavala
-A +A

[email protected]

Los partidos, sus líderes y los candidatos “que son malos perdedores” son los principales factores que desgastan la confianza en la figura del árbitro electoral, considera Édgar Humberto Alba Arias, presidente del Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Oaxaca.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el consejero presidente advierte que hay un interés por cuestionar la imparcialidad del INE, lo que ha dificultado que el instituto tenga un acercamiento real con la ciudadanía, pues asegura que “hay mucha gente interesada en desacreditar la legalidad y certeza de las elecciones”.

Ante esos “múltiples actores” interesados en desprestigiar el proceso electoral, el funcionario señala que el instituto se enfrenta al reto de transmitir confianza a la gente.

Lo anterior, explica Alba Arias, se sostiene al revisar el bajo número de ciudadanos interesados en intervenir en el proceso electoral, desde capacitadores electorales hasta candidatos independientes.

“El INE acaba siendo una institución que simplemente coordina y articula a miles de ciudadanos. Para las casillas vamos a necesitar en Oaxaca casi 50 mil personas, que hoy nadie sabe quiénes son”, lamenta.

Además de la baja participación ciudadana, el funcionario afirma que en México existe una cultura política que no hace honor a la democracia, pues actores políticos, dirigentes partidistas y candidatos “que son malos perdedores” van sembrando dudas de la legalidad.

De acuerdo con Alba Arias, quienes más quebrantan la ley electoralson los partidos y actores políticos, mismos que públicamente se comprometen a respetar dichos principios y quienes han llegado al punto de “nisiquiera tener verguenza pública”.

Esta pobre cultura política señalada por el funcionario no sólo alcanza y pone en entredicho el compromiso de partidos políticos y candidatos, también se refleja, asegura, en la actuación de instancias como la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), piezas clave para garantizar unas elecciones limpias.

Dientes que no muerden

Al ser cuestionado sobre la responsabilidad del INE frente a las “deslealtades a la democracia” que se manifiestan en desvío de recursos públicos, uso de programas sociales y otros delitos que empañan el proceso electoral, Alba Arias responde que el órgano no tiene la obligación de impedir que “se tuerza la ley”.

“El INE tiene facultades, dientes, pero no puede estar en todos lados ni podemos ponerle una vigilancia personal a cada candidato, dirigente, militante o empresario que hace negocios con partidos. Esa es una misión imposible”, asegura.

Su respuesta se fundamenta en la naturaleza misma de los delitos, pues señala que éstos “se hacen a escondidas, por lo que hasta que existe una denuncia es que la autoridad electoral entra en conocimiento”.

Alba Arias menciona como ejemplo la investigación del órgano electoral sobre la “triangulación” de recursos con el uso de tarjetas bancarias y empresas “fachada” en Veracruz para, supuestamente, beneficiar la campaña del ahora presidente Enrique Peña Nieto.

También habla de las sanciones que se han impuesto a distintos partidos por prácticas como el “turismo electoral” y la detección de firmas falsas de los candidatos independientes.

Sobre dichos delitos electorales, el representante del INE cuestiona a las demás instituciones y autoridades responsables de indagar los hechos.

Agrega que dependencias como la PGR tienen unidades de inteligencia financiera para detectar este tipo de ilícitos y dice que también son responsables las instituciones bancarias que deben tener sus propios controles.

Ciudadanos, la fortaleza

Aunque Alba Arias reconoce que alrededor de la actividad del INE ocurren fenómenos contrarios a la integridad de las elecciones, asegura que la fortaleza del órgano es que todo lo hacen de cara a la ciudadanía. También destaca la vigilancia permanente de los partidos y que todas sus decisiones pueden ser impugnadas en los tribunales electorales.

“Ojalá que podamos hacer, entre todos, una elección que nos dé la posibilidad de que haya una renovación de poderes tranquila, pacífica, sin problemas y con las mayores garantías de legalidad”, declara.

El martes 6 de febrero, luego de que diputados de distintos partidos denunciaron mal uso de la televisora pública, el consejero presidente ordenó al área jurídica del INE investigar el uso de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORTV), en el evento electoral del precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, en Oaxaca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS