Se encuentra usted aquí

El efecto Meade se siente en Oaxaca

Kiosko
El ex delegado de la Sedesol, Martín Vásquez Villanueva (FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
30/11/2017
01:56
Corresponsales de EL UNIVERSAL
-A +A

El efecto Meade se siente en Oaxaca

Nos cuentan que el destape del ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como precandidato a la Presidencia de la República por el PRI, podría interferir con las aspiraciones de varios políticos oaxaqueños. Así, nos comentan, uno de los afectados sería el actual director de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez —quien ambiciona un escaño en el Senado para 2018—, ya que al ser uno de los más fieles seguidores del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, estaba seguro de que si éste era el ungido del priísmo para buscar “la grande”, no dudaría en apoyar su candidatura al gobierno del estado en las elecciones locales de 2022. Mientras, nos aseguran, uno de los beneficiados podría ser el ex delegado de la Sedesol, Martín Vásquez Villanueva, pues desde que dejó el cargo colabora con el ex secretario de Hacienda. Este, nos dicen, es un ejemplo del enroque partidista que se espera en el resto de las entidades tras el ascenso político de Meade.

Hace berrinche líder estatal del PRD

En Jalisco, nos platican, después de que el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro (MC), se bajó del Frente Ciudadano por México, el enojo invadió al perredista Raúl Vargas, al grado de renunciar a la dirigencia estatal de ese partido. Su argumento, nos aseguran, es que en el proceso de negociación para materializar la alianza se vio obligado a defender públicamente al edil, a sabiendas de que los dejaría colgados, como cuando fue munícipe de Tlajomulco por el sol azteca (2009-2011), pues también rompió su relación con ese instituto político. Con su separación del cargo, nos dicen, el perredista buscará la candidatura al gobierno del estado y así convertirse en rival de don Enrique.

En aprietos, presidente del Congreso sinaloense

La falta de temple, nos comentan, llevó al presidente del Congreso de Sinaloa, Víctor Antonio Corrales (Partido Sinaloense), a protagonizar un pleito con una parte del sector magisterial que exige el pago de apoyos en jubilaciones, luego de que en una sesión hizo una seña obscena en su contra. Nos cuentan que la indignación del gremio es tanta que ya amagaron con nuevas incursiones al Legislativo para obligar al diputado local a ofrecerles una disculpa pública. La riña inició el jueves pasado, cuando don Víctor se enfrascó en una discusión con ellos, al llamarlos saboteadores y levantar su dedo para ofenderlos. Ahora, el político no halla cómo salir del escándalo y aduce que se trata de una maniobra política montada por su antecesor Roberto Cruz Castro (PAN) para desacreditarlo.

Pugna en PRI michoacano

Quienes, nos señalan, no tomaron en cuenta a la base política michoacana para nombrar como dirigente del Comité Ejecutivo Municipal de Morelia al ex diputado local Salvador Galván Infante, fueron los dirigentes nacional y estatal del tricolor, Enrique Ochoa Reza y Víctor Silva Tejeda. El problema, nos hacen ver, radica en que don Salvador no cuenta con la anuencia de los diferentes liderazgos sociales priístas, por lo que aseguran irán a las instancias jurídicas competentes para impugnar la designación y que se respete la voluntad de la militancia local. Los días de don Salvador en ese organismo, nos platican, están contados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS