"El Bronco" se confronta con legisladores al rendir Informe

El gobernador de Nuevo León tuvo una un intercambio verbal con el coordinador del PAN, Arturo Salinas. El informe se dio en una extraña sesión solemne que se aprobó de última hora
FOTO: archivo/ELARCHIVO
09/10/2017
20:05
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey- Nuevo León
-A +A

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, rindió hoy su segundo informe de labores, donde sostuvo un ríspido intercambio verbal con el coordinador de la fracción legislativa del PAN, Arturo Salinas Garza, molesto porque en su intervención, el blanquiazul señaló que “cual forajido” pretendía eludir su obligación constitucional para no escuchar las críticas de los siete grupos legislativos; pero de última hora se presentó, aunque se mantuvo en la biblioteca del Congreso aledaña al recinto legislativo y escuchó los discursos a través de un monitor.

Ya cuando habían concluido las intervenciones de los diputados, El Bronco ingresó al salón de plenos acompañado por una comisión de cortesía, donde personalizó sus respuestas al coordinador panista, afirmando que nunca lo ha visto en la calle y advirtió que así como se dedica a señalar sus errores, él colocará una manta en la Gran Plaza para enumerar sus fallas con los electores. Luego arremetió contra todo el Congreso, pidiendo que se dediquen a legislar y no sólo a criticar.

El informe que presentó Rodríguez Calderón se dio en una extraña sesión solemne que se aprobó de última hora. Por esa circunstancia, ningún legislador acudió con el riguroso traje de gala, no se rindieron honores a la bandera, ni acudieron invitados especiales como el alcalde de Monterrey Adrián de la Garza y el jefe militar del estado.

El motivo fue que el gobernador había solicitado apenas el jueves que acudiera en su representación el Secretario General de Gobierno, Manuel González Flores; “a sabiendas” –dijo Salinas- de que su propuesta sería analizada hasta este lunes, misma que fue rechazada por todas las fracciones, por ser violatoria del artículo 57 de la Constitución Política del Estado.

Dicho precepto establece que: “Durante la primera quincena del mes de octubre concurrirá al Congreso el Gobernador, así como los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia, para que en Sesión Solemne, a la que convocará el propio Congreso, el Ejecutivo presente por escrito un informe sobre la situación y perspectivas generales que guardan el Estado y la Administración Pública”.

El Congreso había establecido previamente a la solicitud del gobernador, que realizarían la sesión del informe el 13 de octubre; y el mandatario insistía en no acudir para evitar el golpeteo.

Una propuesta del diputado del Partido Verde Ecologista de México Felipe Hernández, evitó que "El Bronco" violara la Constitución, ya que junto con el PRI y el resto de las bancadas, con excepción del PAN y Movimiento Ciudadano que se abstuvieron, sacaron adelante el acuerdo para que hoy mismo el gobernador presentara su informe.

Arturo Salinas, señaló en su discurso que Jaime Rodríguez en apenas dos años no sólo decepcionó y acabó con la fe de más de un millón de ciudadanos que le dieron el voto, sino que también acabó con su calidad de vida y habiendo tenido la oportunidad en lugar de dedicarse a gobernar dedicó su tiempo a promoverse como aspirante presidencial.

Alzando la voz, y dirigiéndose al mandatario estatal –que luego admitió que lo había escuchado-, expuso: “Usted señor gobernador, cual forajido, no quería venir, no quería oír las críticas, llamó merolicos a los integrantes del Congreso, y no es nuestra intención estar buscado sus errores, pero no podemos andar con los ojos cerrados todo el tiempo para no verlos”.

Tras enumerar fallas e incumplimientos en seguridad, empleo, obra pública, deuda y combate a la corrupción, dijo que Nuevo León requiere un gobernante de tiempo completo, no un político que se la pasa pensando en la grande. “Nuevo León no es plato de segunda mesa, usted peleó para ser gobernador, si quiere la candidatura presidencial, búsquela al cien por ciento, pero deje que alguien haga el trabajo que usted no ha podido o no ha querido hacer”.

"Usted pasará a la historia como un gobernante que genero desilusión y desencanto, dos años han sido suficientes,  váyase de una vez,  que le vaya bien, si realmente quiere a Nuevo León, ya no vuelva, aquí necesitamos gente comprometida, capaz y con deseos de servir al pueblo", dijo Arturo Salinas.

Samuel García de Movimiento Ciudadano, dijo sentirse avergonzado porque se aprobó un formato de informe donde no estuvo presente el gobernador mientras las fracciones hacían sus posicionamientos, “no tiene caso continuar con esta farsa ni seguir hablando al aire “, y dijo respetar la pretensión del gobernador de buscar la presidencia, pero señaló que sus ambiciones personales no pueden estar por encima de las aspiraciones de Nuevo León.

Marco Antonio González del PRI, reconoció que Jaime Rodríguez ha tenido buenos resultados en materia de administración financiera, pero señaló que no se observan por ningún lado los supuestos ahorros que ha obtenido.

El resto de bancadas utilizaron su tiempo para señalar básicamente que por no contar con información de las cifras del segundo año de Jaime Rodríguez, no podrían evaluar su gestión. Igualmente dijeron respetar sus aspiraciones políticas y dejarían en manos de los ciudadanos que le dieron su voto, el calificar esta determinación.

Visiblemente enojado y con dificultades para articular frases, el gobernador inició su mensaje desde la tribuna del Congreso. Expresó que al acudir demostró que es un hombre que siempre respeta la Constitución y las leyes.
 
Pero les espetó a los diputados “cuando alguien va a tu casa, debe ser tratado bien, veo que ustedes no me tratan bien, tuvimos que forzar este día (para la sesión solemne)”,  y recriminó que tuvieran la descortesía de tenerlo esperando su ingreso al recinto durante tres horas. 

“Los estuve escuchando, pero no vengo predispuesto, esta es una actitud republicana y democrática en la que me someto”, dijo El Bronco y arremetió contra el diputado Salinas: “Yo no te he visto en la calle nunca, Arturo, en esa posición yo te entiendo”, de criticar sin bases. Pero le advirtió,  “no vaya a ser que me alíe al Frente (Ciudadano por México, que encabeza el PAN) y entonces ¿qué vas a hacer?”.

Agregó “no tengas la piel sensible ni delgadita, no te desesperes, falta tiempo.. hay una posición que está migrando a las actitudes mejor posicionadas, ¿por qué se están aliando (PAN, PRD, MC)? porque ya no son suficientes, yo no he expresado nada malo a esa actitud y cuando ustedes participen por un cargo no los voy a  criticar”.

Expuso que sí es gobernador, porque lo eligieron más de un millón de ciudadanos que “esperan que ustedes se pongan a legislar y no a criticar; pondré una manta en la Macroplaza, para decir cuántas promesas no has cumplido –dijo a Salinas-, ahorita tenías dos seguidores (en redes sociales), y 17 reproducciones de lo que estabas diciendo”.

Recordó a los diputados, “todos ustedes se comprometieron al iniciar su periodo a que llevaríamos una relación más cordial, les vuelvo a ofrecer que nos quitemos la mala actitud que quizá hemos tenido, llevemos a Nuevo León a un mejor escenario”.

Al final en entrevista, el gobernador expresó que una vez más rompió protocolos añejos que ya deben de cambiar,  y dijo estar a favor de que en los informes haya debate, réplica y contra réplica, contrario a lo que había señalado en días previos, de que no iría al Congreso, porque los diputados se dedicaban a criticarlo.

Asimismo, aunque en la agenda de prensa de Gobierno estaba anunciado que al evento acudiría el Secretario, Manuel González, y no se anunció su asistencia, el mandatario estatal negó esa versión ¿Quién les dijo?, preguntó, y rechazó que se haya resistido a ir por miedo a la crítica de los diputados.

kcp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS