El Bronco cambia versión de atentados

Ha admitido y también negado que su hija fue secuestrada b También ha cambiado historia sobre el deceso de su hijo
El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, con su esposa Adalina Davalos, el domingo al llegar al Palacio de Minería al primer debate( YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL )
24/04/2018
03:40
David Carrizales / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Monterrey.— En su mensaje inicial, durante el debate presidencial de este domingo, el aspirante independiente te Jaime Rodríguez Calderón afirmó que sufrió el secuestro de una hija, la muerte de un hijo y tres atentados por luchar contra la inseguridad. Sin embargo, a lo largo del tiempo el candidato ha cambiado en varias ocasiones su versión de los hechos.

En entrevistas pasadas, El Bronco dijo que su hija Valentina, de dos años, no fue secuestrada en 2009, durante el primer día de su campaña por la alcaldía de García, como equivocadamente creyó, luego de que se percató que hombres armados entraron a su casa y no encontró a la menor. En ese entonces, precisó que una comadre se había llevado a la niña.

En cambio, en el documental sobre su vida “Un bronco sin miedo”, que produjo su asesor en comunicación Memo Rentería, Rodríguez comenta: “Fueron a mi casa Los Zetas, desaparece mi hija, la muchacha [una trabajadora doméstica] duró tres horas. No me podía decir nada, yo me angustié demasiado, hablé por teléfono con el procurador, con el secretario de Seguridad y con el alcalde de ese entonces, y todos me dijeron: ‘Jaime no les piques la cresta’, mientras mi hija estaba desaparecida”. Detalló que habló con un líder zeta para pedirle que le regresara a la niña e incluso le advirtió que iría por él; finalmente su hija fue liberada, dijo, porque tuvieron benevolencia, “buen corazón”. El Bronco interpretó el hecho como una llamada de atención, “apacíguate, si no, te va a pasar algo”.

El accidente. Durante el debate, al ser cuestionado sobre cómo resolvería el problema de violencia, declaró que tiene la experiencia por ser una víctima. Mostró una bala de uno de los tres atentados en su contra, y dijo que el tema le importa para cambiar el sistema de seguridad, “y por eso estoy aquí, porque le hice una promesa a mi hijo [Jaime Lizenco Rodríguez], que lo encontré muerto”. El deceso ocurrió en octubre de 2009, cuando El Bronco era alcalde electo del municipio de García. La versión de la Procuraduría de Justicia del Estado fue que el joven, de 23 años, murió accidentalmente al desbarrancarse en su vehículo en una carretera de Galeana, al sur del estado.

Rodríguez Calderón aceptaba la versión y decía que tal vez el accidente ocurrió por un descuido de su hijo al enviar un mensaje de texto mientras conducía; sin embargo, a partir de 2014 y con su intención de buscar la gubernatura de Nuevo León comenzó a difundir que Lizenco murió al ser perseguido por el crimen organizado y relacionó su anhelo de cambiar a la entidad y a México, con una promesa que hizo ante su cadáver.

El 24 de abril de 2016, Adex Rodríguez Calderón, hermano del gobernador con licencia, publicó en su perfil de Facebook que el hijo de El Bronco no murió por acción de la delincuencia y acusó a su hermano de mentir para ganar votos y llegar a la gubernatura: “Yo me di cuenta de la mentira al terminar la campaña”, puesto que, afirmó, él se puso a investigar para cobrar venganza por la muerte de su sobrino.

Los ataques. Sobre los tres atentados en su contra, registrados entre 2009 y 2012, el edil panista de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza —quien volvió a la alcaldía en el periodo 2015-2018—, ha puesto en duda su veracidad. Especialmente mostró dudas sobre la agresión más impactante ocurrida el 29 de marzo de 2011. Consideró increíble que Rodríguez Calderón y sus ocho escoltas hicieran frente a más de 40 hombres armados, durante media hora, con saldo de un escolta muerto, pese a 2 mil 800 disparos, como sostuvo el hoy aspirante.

Mientras que sobre el supuesto ataque del 2 de febrero de 2011, donde murieron tres presuntos integrantes del crimen organizado y fueron detenidos José Nahúm Sicairos y María Yadira Félix, el abogado Patricio O’ Farril denunció en 2012 que se trató de un “montaje”.

Afirmó que según el dictamen de un perito externo, los escoltas de El Bronco dieron muerte a los plagiarios cuando estaban sometidos y alteraron las evidencias al sembrarles armas y mover un cadáver.

Los logros. En el debate, Rodríguez Calderón afirmó que Nuevo León fue el único estado del país donde bajaron los delitos, pero según la plataforma Verificado 2018, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, de 2015 a 2017, los ilícitos de los fueros local y federal se incrementaron 12.88%.

El independiente aseguró también que la entidad no cuenta con programas de asistencialismo; sin embargo, durante su gestión promocionó la entrega de 300 pesos mensuales de apoyo para transporte a más de 30 mil estudiantes, adultos mayores y personas con discapacidad. Asimismo, en septiembre de 2017 puso en marcha la entrega de 150 pesos mensuales a estudiantes de escasos recursos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS