Se encuentra usted aquí

Desalojan a 1,300 por fuga de gas

Toma ilegal causó el percance en Cárdenas: Pemex; implementan Plan DN III E de ayuda a la población
Las familias evacuadas fueron trasladadas al deportivo La Ceiba, donde se les brinda asistencia médica, colchonetas y alimentación. Foto: CORTESÍA
15/10/2017
02:57
Leobardo Pérez Marín / Corresponsal
Villahermosa.
-A +A

[email protected]
 

Una fuga de gas provocada por una toma clandestina en un ducto ubicado a la altura de la comunidad Santa Teresa, Arroyo Hondo, Primera Sección del municipio de Cárdenas, obligó al desalojo de unas mil 300 personas, informaron autoridades de Petróleos Mexicanos (Pemex) y municipales.

Es el segundo incidente por actos vandálicos registrado en instalaciones de Pemex esta semana, donde se tiene que desalojar a pobladores.

La noche del viernes, habitantes de Santa Teresa alertaron a las autoridades sobre un intenso olor a gas a la entrada del Poblado C-29. Como medida de seguridad Pemex implementó el Plan de Atención de Emergencias y el Ejército, el Plan DN III E, en apoyo a la población, mientras que el Instituto Estatal de Protección Civil determinó el desalojo de la zona.

El alcalde de Cárdenas, Rafael Acosta León, ordenó que la unidad deportiva La Ceiba se convirtiera en un refugio temporal, donde elementos de las corporaciones de auxilio y emergencia, así como la policía municipal trasladaron a 790 personas. Otro grupo de más de 500 salieron por sus propios medios a casas de familiares. Se estima que este número de desalojados aumente, pues la situación está parcialmente controlada.

Será hasta el próximo lunes —pasadas 72 horas— cuando se garantice que es seguro el regreso al poblado cercano a la fuga.

En el deportivo La Ceiba se entregaron 228 colchonetas, 400 cobertores y se puso en funciones una brigada médica para brindar atención principalmente a la población infantil y adultos mayores.

Pemex informó que interpondrá la denuncia ante las autoridades correspondientes a fin de deslindar responsabilidades y exhortó a los ciudadanos a denunciar este tipo de actos ilícitos que ponen en riesgo a la comunidad y el medio ambiente.

Vandalismo. El pasado jueves, a la altura de la comunidad La Libertad, en el municipio de Huimanguillo, presuntos criminales cortaron diferentes tramos de tubería de Pemex, lo que provocó la exhalación de vapores de hidrocarburo.

Como medida preventiva se procedió al desalojo de 180 alumnos y seis maestros de la escuela primaria Miguel Hidalgo, que está ubicada cerca de la zona donde se detectó la fuga.

Ese día, en el municipio de San Juan del Río, Querétaro, se detectaron tres tomas clandestinas a ductos de Pemex, una fue ubicada en el interior de la unidad de rebombeo, ubicada en Paseos de Xhosdá.

Las otras dos tomas ilegales fueron halladas, una en la comunidad de Santa Bárbara la Cueva, donde se incautó una pipa tipo salchicha y otra en el ejido de Senegal de las Palomas, donde fue abandonado un tractocamión. También el mismo día, en Yucatán elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportaron el hallazgo de una toma clandestina de combustible sobre la carretera Mérida-Progreso.

Los militares acordonaron el área para que se realizaran los trabajos de reparación correspondientes.

En julio pasado, el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, expuso que resolver el robo de combustible no será un proceso rápido y fácil. Advirtió que para atender el problema se requerirá el trabajo conjunto de diversas autoridades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS