Denuncian que menores en Chiapas toman clases en condiciones de riesgo

La Red de los derechos de la Infancia informó que, de acuerdo con estadísticas, 2 mil 337 escuelas resienten daños; “los estudiantes se encuentran en riesgo de perder el ciclo escolar actual”
Foto: Oscar Gutiérrez
17/11/2017
13:53
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Chiapas
-A +A

A 69 días del terremoto de magnitud 8.2 grados en Chiapas, unos 424 mil niños reciben clases irregulares, extramuros y  bajo riesgo, advirtieron organizaciones  estatales y nacionales de derechos humanos que recorren comunidades afectadas. 

Jennifer  Haza, de la Red de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas, dijo en conferencia de prensa que de acuerdo con estadísticas oficiales, 2 mil 337 escuelas resienten daños en diferentes  regiones, donde por la tardanza en la reconstrucción y la falta de alternativas educativas “los estudiantes se encuentran en riesgo de perder el ciclo escolar actual”.

Quetzalcoátl Fontanot, de la Red Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos, denunció que durante un recorrido por comunidades de la región Istmo-Costa constataron severas deficiencias en servicios básicos a la población afectada por el sismo del pasado 7 de septiembre.

Esta situación incide en la salud y la educación “es preocupante en la  población infantil y juvenil, pues las clases  se ven muy afectadas y hay varios lugares donde no se han reanudado”, alertó.

De manera preliminar se observan ciertas inequidades y discriminación en la entrega de apoyos que generan revictimización en las personas y comunidades; además se da una imposición con modelos de construcción de una
“lógica centralista” y no son capaces de adaptarse a las necesidades de la población local".

No se cumplen con criterios mínimos para un ejercicio del derecho humano a la vivienda digna, “ ni siquiera cumplen con criterios básicos de calidad”, aseveró  Fontanot.

La Red de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas afirmó que tras la emergencia del sismo, la respuesta institucional ha sido descoordinada e insuficiente, “tanto como la atención inmediata”.

Abundó que en poblados como Paredón, en la Costa, los niños  y adolescentes no tienen acceso al agua potable, se carecen de  medidas para el manejo de aguas negras, y aseguró que un número elevado de ellos padece conjuntivitis.

La Red destacó que los menores no han podido retornar a su vida cotidina pues han sido afectados ante “la pérdida de vidas, el temor y la angustia ante nuevas réplicas, y la destrucción de escuelas y viviendas". 

Estas denuncias fueron respaldadas por el  Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, Voces Mesoamericanas, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Servicios y Asesoría para la  Paz y el Centro de Derechos Digna Ochoa.

Las organizaciones fueron acompañadas por El Movimiento Sueco por la Reconciliación y el Servicio Internacional para la Paz.

sjno

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS