Cuetlaxóchitl, la flor que EU secuestró

En EU, el primer embajador norteamericano en México, Joel Roberts Poinsett registró a la Cuetlaxóchitl, sin decir el origen de la flor, como Flor de Nochebuena y desde entonces se universalizó como la flor de la Navidad
(Flor gigantesca de pascua que se elabora anualmente en el zócalo de Taxco. Foto: Salvador Cisneros)
10/12/2017
03:40
Arturo de Dios Palma
Taxco, Guerrero
-A +A

La leyenda dice que en tiempos de los antepasados, en Tlachco, se dio una batalla entre los Mexica y los Chontales por el dominio del lugar. Fue una lucha intensa, a muerte. Días y meses de disputa hasta que exterminaron a los Chontales. La sangre de los perdedores quedó derramada. De todo, una flor blanca silvestre, la Cuetlaxóchitl, fue testigo. La flor se marchitó y después sus raíces absorbieron la sangre. Al siguiente año floreció distinta: se pigmentó de rojo intenso como la sangre de los Chontales.

La Cuetlaxóchitl fue testigo porque estaba en todos lados. Era la flor con la que los originarios ofrecían culto a sus deidades. Con la que agradaban a sus dioses y brindaban sus sacrificios. Con la Cuetlaxóchitl, los indígenas pagaban el tributo al emperador Moctezuma.

fotoflor7.jpg
(Flor silvestre de Cuetlaxochitl, endemica de Taxco. Foto: Salvador Cisneros)

Cuando llegaron los españoles y la evangelización e inició el sincretismo, los originarios no dejaron de ofrendar con la Cuetlaxóchitl. Los altares de los templos católicos comenzaron a llenarse de la flor roja. Los franciscanos, quienes evangelizaron la región, la comenzaron a utilizar para adornar los nacimientos de Navidad.

Cuatlaxóchitl en náhuatl significa “la flor de cuero” o la “flor que se marchita”, pero ahora todos la conocemos como la flor de Nochebuena, de Pascua, flor Poinsettia.

fotoflor10.jpg
(Familas de Taxco conservan en sus jardines la planta silvestre de cuetlaxochitl. Foto: Salvador Cisneros)

Hace dos siglos, cuando México apenas comenzaba a ser México, llegó a Taxco el primer embajador de los Estados Unidos en el país, Joel Roberts Poinsett. En su visita entró a la iglesia de Santa Prisca, ese templo que José de la Borda mandó a construir en un tiempo récord para la época (10 años) para que su hijo, Manuel de la Borda, se ordenara como sacerdote.

Poinsett quedó maravillado con Santa Prisca; también con otro elemento que la adornaba: la Cuetlaxóchitl, que ya la conocía por una investigación del alemán Alexander Von Humboldt. Poinsett además de político era botánico. El estadounidense no dudó y se llevó a su país unos ejemplares.

fotoflor9.jpg
(Foto: Salvador Cisneros)

En EU, Poinsett la registró sin decir el origen de la flor. La llamó la Flor de Nochebuena y desde entonces se universalizó como la flor de la Navidad.

Poinsett heredó a sus hijos los registros y éstos han ido registrando todas las especies y todos los nombres como se le conoce en el mundo y si alguien se le ocurre nombrarla de otra forma también pertenecerá a la familia del embajador.

A Poinsett y a sus hijos se les olvidó patentar el nombre como se le conocía antes de que se encontrará con la flor: Cuetlaxóchilt.

fotoflor5.jpg
(Comercios de Taxco adornan sus establecimientos con macetas de la flor de pascua. Foto: Salvador Cisneros)

***

Taxco tal vez no sea el origen único de la Cuetlaxóchitl, hay registros de que su territorio endémico va desde Sinaloa hasta Panamá, pero Taxco sí es la referencia histórica más clara de donde salió para universalizarse como uno de los iconos de la Navidad.

Alejandro Villarejo Hernández, es el presidente de la Sociedad Mexicana de la Cuetlaxóchilt (SMC), un grupo que se creó para conservar, revalorizar pero, sobre todo, para apropiar de nuevo la flor al pueblo de Taxco.

Hace 10 años, Villarejo y un grupo de taxqueños, empresarios, académicos y científicos descubrieron que la familia Poinsett no había registrado el nombre prehispánico de la flor: Cuetlaxóchilt.

fotoflor4.jpg
(Mario Figueroa, unico productor de flor de pascua del municipio de Taxco. Foto: Salvador Cisneros)

Todos los derechos de la flor de Nochebuena y cualquiera de sus derivados son de los estadounidenses, por lo que un productor autorizado o tienda autorizada debe pagarles por venderla.

En 2008, la SMC patentó el nombre prehispánico de la flor de Nochebuena.

Desde entonces, la SMC trabajaba para preservar la Cuetlaxóchitl. Uno de los primeros pasos fue la declaración del Día Nacional de la Nochebuena y después la instauración del Festival Nacional de la Cuetlaxóchitl que se celebra en Taxco.

Sin embargo, hay un trabajo más profundo: el banco de semillas de la Cuetlaxóchilt. A 15 metros de profundidad de la mina prehispánica de Taxco, una veta que descubrieron hace tres años bajo el hotel Posada Misión y que se presume que no fue tocada por los españoles, está el banco de semillas Vicente Guerrero. Ahí la SMC, la Universidad de Chapingo y la Asociación Nacional de Jardinería y Arreglo Floral, guardan semillas de la Cuetlaxóchitl y otras flores.

fotoflor2.jpg
(Banco de semillas que se encuentra en la mina prehispánica a 20 metros bajo la superficie.  Foto: Salvador Cisneros)

En especial resguardan el ADN de la Cuetlaxóchitl.

Desde hace años, la SMC ha recolectado semillas de las plantas silvestres más antiguas de la Cuetlaxóchitl que hay en los barrios y colonias de Taxco y sus comunidades. La más primitiva es una de 100 años que está en el hotel Posada Misión. De ahí han sacado las “semillas madres” para preservar la pureza y lo silvestre de la Cuetlaxóchilt, que tiene diferencias con la patentada por la familia Poinsett como flor de Nochebuena.

Una de las diferencias entre la Cuetlaxóchilt y la Nochebuena de Poinsett, es que la primera es silvestre, mientras que la otra de vivero. La prehispánica es permanente y la otra fue manipulada para que fuera temporal.

Otro de los propósitos del banco de semillas es la repoblación de la Cuetlaxóchitl en Taxco. Villarejo explica que el proyecto del banco es entregar semilla a productores para que cultiven la flor de manera masiva y se convierta en otra actividad económica y para que en las casas de Taxco la flor otra vez sea tan habitual como lo fue en la cultura prehispánica.

fotoflor3.jpg
(Semillas de flor de cuetlaxochitl en el banco de semillas. Foto: Salvador Cisneros)

***

En la plaza Borda, pegadito al templo de Santa Prisca la madrugada del lunes, unas 20 personas, entre estudiantes, voluntarios, empresarios, trabajaron para montar una flor monumental de Cuetlaxóchitl, que diseñó Rodolfo Mendoza, un estudiante de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM. Es el sexto año consecutivo que lo hacen, desde 2011.

Este año se utilizaron 13 mil plantas; todas las suministró Mario Figueroa Mundo, el único productor de la flor en Taxco.

Este año Figueroa Mundo en dos viveros cultivó 20 mil plantas de Nochebuena; 13 mil fueron para la flor monumental y las 7 mil restantes la vendió a granel en Taxco.

flor11.jpg
(Para la flor monumental, este año se utilizaron 13 mil plantas. Foto: Salvador Cisneros)

Villarejo explica que el plan es que en unos 15 o 20 años en Taxco y sus comunidades haya unos 40 viveros como los de Mario Figueroa, sin que tengan que pagar los derechos a los gringos y que los pobladores comiencen a consumirla como una flor de ornato.

“Taxco fue el primer fondo minero de América, el principal productor de plata; de aquí es de donde más plata se mandó a todo el mundo y eso lo dejamos perder. Como nos dedicamos a la minería no nos importó que se hacía con la plata, tuvieron que pasar siglos, cuando la minería decreció, llegó William Spratling (un estadounidense que fundó el primer taller de platería en Taxco) y nos dijo cómo hacer joyería con plata y vuelve a renacer Taxco. Ahorita que el turismo decayó y la industria de la joyería decayó y la minería está parada, la Cuetlaxóchilt es una buena oportunidad para reencontrarnos con lo que siempre fue nuestro”, dice Villarejo.

En unos 10 años, calcula Villarejo, Taxco apenas comenzará a competir en pequeña escala con los principales productores de la flor en el país: Morelos, estado de México, Michoacán, Puebla y la Ciudad de México.

En México de acuerdo a datos de la Sagarpa se producen al año 20 millones de plantas de Nochebuena que deja una derrama económica de 720 millones de pesos y en los principales estados productores genera unos 5 mil empleos cada temporada. El país es el cuarto productor de Nochebuena a nivel mundial.

Este 8 de diciembre, en Taxco se celebrará el noveno festival de la Cuetlaxóchitl, donde el gobierno del estado decretará a la flor como de patrimonio cultural tangible de Guerrero.

fotoflor1.jpg
(Comerciante de pascua alteradas quimicamente para variar colores. Foto: Salvador Cisneros)

El año pasado en el festival, la SMC presentó la Tlachco, una variante de la flor Cuetlaxóchitl, que fue creada con puras semillas originarias de Taxco.

El decreto, dice Villarejo, es el primer paso: la SMC busca que la Unesco la declare como un patrimonio de México. Villajero espera que con el decreto venga acompañado de mayor apoyo institucional para la producción de la Cuetlaxóchitl.

Mientras eso sucede, los integrantes de la SMC trabajan en la revalorización de la flor, enseñando a sembrarla en las escuelas, en las casas y seguir explorando platillos con la Cuetlaxóchitl.

Posdata: La leyenda también dice que la Cuetlaxóchitl volverá a ser blanca cuando se pacifique el territorio donde combatieron los Mexica y los Chontales. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS


 
cupon lenovo CUPÓN LENOVO
 
codigos uber

CODIGOS UBER

 
cupon norton

CUPÓN NORTON

 
despegar ofertas

DESPEGAR OFERTAS

 
cupon hoteles.com

CUPÓN HOTELES.COM

 
cupones linio

CUPONES LINIO