Con el traje típico regional, ánimas recorren calles de Mérida

Gente de todas las edades desfilaron a paso lento desde el Cementerio General hasta el parque de San Juan, vestidos con huipiles y guayaberas, con velas y flores en mano y algunos caracterizados de ánimas fieles difuntos y catrinas
Cientos de personas asistieron al "Paseo de las Ánimas" celebrada esta noche en céntricas calles de Mérida y el Cementerio General. Foto cortesía Cuauhtémoc Moreno Cabrera
27/10/2017
23:16
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Mérida, Yuc.
-A +A

Esta noche se realizó una edición más del "Festival de las Ánimas" dedicados a los fieles difuntos, en el que los yucatecos desfilaron por céntricas calles de Mérida, la mayoría portando el traje típico regional y con las caras pintadas simulando a los difuntos; El aroma del incienso y de múltiples olores de flores llenó una vez más el Cementerio General de Mérida y la calle 66 del Centro Histórico en el ya tradicional desfile.

El “Paseo de las Ánimas”, realizado en el marco del segundo “Festival de las Ánimas” para conmemorar las festividades de los fieles difuntos que año con año se realiza y que ya es toda una tradición en Mérida. Se estimó que este evento contó con la participación de 50 mil personas aproximadamente.  

Gente de todas las edades desfilaron a paso lento desde el Cementerio General hasta el parque de San Juan, vestidos con huipiles y guayaberas, con velas y flores en mano y algunos caracterizados de ánimas fieles difuntos y catrinas.

Otros más rompieron con las costumbres locales y usaron disfraces al estilo de Halloween y no faltaron los que usaron vestimentas de piratas, diablos e incluso como el payaso “Eso”. 

El desfile inició con una ceremonia maya, realizada por un  sacerdote maya. Fue el alcalde meridano, Mauricio Vila Dosal, quien al igual que  otras autoridades municipales, presidió la caminata.

Antes en su mensaje señaló que el "Paseo de las Ánimas" se ha consolidado como una festividad tradicional tanto para los meridanos como para los turistas de México y el mundo, y representa una aportación para mantener las tradiciones yucatecas.

A lo largo de la Calle 66 se realizaron diversas actividades. Además de los 248 altares con comida y bebidas tradicionales apostados en el Parque de la Ermita de Santa Isabel, se efectuó el “Pok ta pok” (juego maya de pelota) en pleno  Panteón Florido de la ciudad, así como una vaquería en la Ermita de Santa Isabel.

A lo largo del derrotero hubieron conciertos de música prehispánica y folclórica en el Parque de San Juan.

Durante todas esta semana se realizaron diversas actividades desde rezos y ceremonias dedicadas a los fieles difuntos hasta una "rodada" en bicicleta de personas disfrazadas de "ánimas".

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS