Colocan ofrenda floral en tumba del tío de “El Chapo” en Culiacán

El arreglo de rosas rojas con una tarjeta con las iniciales de Joaquín Guzmán Loera fue colocado en la modesta sepultura de Rosaldo Loera, con motivo de la celebración del Día de Muertos
Foto: Cortesía Línea Directa
02/11/2017
18:50
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán, Sinaloa
-A +A

En la tumba del tío de Joaquín Guzmán Loera, en el lujoso cementerio de Jardines del Humaya, de esta ciudad, fue colocados un arreglo de rosas rojas y una corona   con una tarjeta donde se leen las iniciales del capo, quien se encuentra sujeto a proceso en Estados Unidos. 

La ofrenda floral, colocada en la modesta sepultura de Rosaldo Loera, contrastó con la enorme corona diseñada con cientos de rosas rojas cruzada con cintas blancas, con el nombre del "Chapo" Guzmán, que adornó la sepultura en 2015. En ese arreglo se leía: “para mi tío Rosaldo”. 

Con motivo de la celebración del Día de Muertos, en la tumba del tío de Guzmán Loera, la cual tiene colocada solo una lapida con una cruz, apareció el arreglo floral con una pequeña tarjeta en blanco, con la inscripción: “de tu sobrino J.G.L”.

En 2015, cuan Guzmán Loera era perseguido por fuerzas federales en la sierra de Durango, luedo de su escape a través de un túnel del centro penitenciario de máxima seguridad del Altiplano, el capo envió enormes coronas de flores a familiares y amigos sepultados.

Fue la noche del 2 de noviembre de ese año, en la fiesta de los Santos Difuntos, cuando dos enormes coronas, diseñadas con cientos de rosas, fueron colocadas en tumbas del cementerio de Jardines del Humaya.

Una de ellas fue colocada donde descansan los restos de su tío Rosaldo Loera, y la segunda se deposito en la cripta de Manuel Torres Félix, conocido como el M-1, miembro de su organización el cual fue abatido por el Ejército en la comunidad de Oso Viejo.

arreglo_2015.jpg
Foto: Cortesía Línea Directa 

El M-1, hermano de Javier Torres Félix, "el JT", detenido en Culiacán el 27 de enero del 2004 por fuerzas especiales del Ejército y extraditado a los Estados Unidos, formó parte de la organización del Cártel de Sinaloa.

Jardines del Humaya, que fue construido en 1969 con una concesión inicial de 13 hectáreas ubicadas en la salida sur de la capital del estado, se convirtió en el cementerio más lujoso de Sinaloa.

Criptas edificadas en superficies de más de ochenta metros, con cúpulas, sistemas de aire acondicionado, dotadas de lo más sofisticado y de lujos, guardan los cuerpos de empresarios y conocidos narcotráficantes.

Narcos de la época de los setenta, como Lamberto Quintero Páez, cuyo corrido es uno de los más escuchados, descansa en este campo santo desde 1976, luego de caer bajo una lluvia de disparos de sus enemigos en la sindicatura del Salado.

Figuras, como Baltazar Díaz y su hijo del mismo nombre, ambos caídos en manos de sus rivales en épocas distintas, comparten una cripta.

En este mismo cementerio, se ubica la lujosa cripta de Ignacio Coronel Villarreal, quien fungía como operador del Cartel de Sinaloa en los Estados de Colima, Jalisco y Nayarit.

La cripta de Arturo Beltrán Leyva, miembro del grupo que lleva sus apellidos, el cual se desligó del Cartel de Sinaloa, a la captura de su hermano, Alfredo, en esta ciudad, es otra que forma parte de las sofisticadas construcciones en este panteón privado.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS