Clausuran calera en Hidalgo por incumplir licencia ambiental

La empresa "Cal Bertrán" fue clausurada por Profepa de manera temporal por no presentar la actualización de licencia
Profepa clausura calera por incumplir con licencia ambiental en Hidalgo
Foto: Especial
18/04/2018
14:47
Dinorath Mota López / Corresponsal
-A +A

Pachuca.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó y clausuró la empresa “Cal Bertrán” de manera temporal por incumplir en las medidas correctivas ordenadas en el procedimiento administrativo, instaurado desde el mes de julio del 2017, donde se le exigía la licencia ambiental.

La Profepa acusó que la empresa no presentó la actualización de la licencia ambiental, por lo que se procedió a la clausura total y temporal de sus equipos, además de imponerle una multa de un millón 370 mil 209 pesos.

Esta fábrica ha sido señalada por los grupos ambientales como generadora de contaminación en Atotonilco de Tula, ciudad donde se encuentra asentada, y que en repetidas ocasiones se había pedido su revisión y clausura.

La Profepa, en el 2017, inició un procedimiento administrativo en contra de la calera para que revisaran sus métodos de producción y exigió la actualización de la licencia ambiental, extendida por la Secretaría del Medio Ambiente. Ante el incumplimiento en ambos casos, se procedió a colocar los sellos de clausura.

De esta manera se pararon los equipos identificados como “Envasadora número 3”, “Envasadora número 4”, “Hidratadora número 1”, “Hidratadora número 2”, “Hidratadora número 3” e “Hidratadora número 5”.

Dicha sanción prevalecerá hasta que la empresa exhiba la documentación requerida.

En tanto, el dirigente de la organización Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), Marco Antonio Moreno Gaytán, celebró que se haya dado esta clausura, aunque la consideró tardía.

Acusó fallas en las instituciones gubernamentales, pues dijo que “no es posible que durante más de un año se le permitiera a Cal Bertrán trabajar sin contrar con la licencia”.

“Más que trabajar, se les ha dejado seguir contaminando con polvos al medio ambiente, incluso, ya con la cal hidratada”.

El activista acusó que, entre los sitios que reciben el impacto directo de los polvos que genera la empresa, se encuentra una escuela primaria que se ubica a un costado del lugar. “Habíamos solicitado que se clausurara de manera definitiva, no es posible que, con todos los datos y pruebas que se han entregado a las dependencias del medio ambiente, no se haya cerrado".

Dijo que se debe de investigar a la Semarnat y a Profepa, ya que “sólo mediante la corrupción”, Cal Bertrán pudo trabajar sin licencia.

Aseveró que Hidalgo es un estado sumamente afectado por la contaminación, sobre todo, en esa zona de la entidad, ubicada al sur, donde hay empresas que “emiten sus contaminantes” sin control alguno.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS