Canadá pide evitar uso de embarcaciones turísticas en Playa del Carmen

El llamado del gobierno canadiense recomienda evitar, hasta nuevo aviso, el uso de embarcaciones que sigan la ruta Playa del Carmen-Cozumel; se detalla que no implica que la seguridad de los canadienses que viajen o vivan en el país o región, se pueda ver comprometida
Canadá emite aviso para evitar uso de barcos en Playa del Carmen
Este tipo de aviso no implica que la seguridad de los canadienses que viajen o vivan en el país o región. (FOTO: Reuters)
04/03/2018
14:49
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún, Q. Roo.
-A +A

El gobierno de Canadá se sumó a la emisión de un aviso de seguridad para sus conciudadanos que planean vacacionar en el Caribe Mexicano.

En un comunicado recomienda evitar, hasta nuevo aviso, el uso de embarcaciones turísticas que sigan la ruta Playa del Carmen-Cozumel.

La autoridad canadiense divide en cuatro los niveles de riesgo de sus alertas y avisos, el emitido para Playa del Carmen-Cozumel, consiste en ejercitar “un alto grado de precaución” y señala que “existen problemas de seguridad identificables o la situación de seguridad podría cambiar con poco aviso. Debe tener un alto grado de precaución en todo momento, monitorear los medios locales y seguir las instrucciones de las autoridades locales”.

Este tipo de aviso no implica que la seguridad de los canadienses que viajen o vivan en el país o región, se pueda ver comprometida, se indica.

Bajo la leyenda “Seguridad y Protección - ferries turísticos en Playa del Carmen”, el aviso hace referencia a lo ocurrido el 21 de febrero pasado, con la embarcación “Caribe”, de la naviera “Barcos Caribe” y lo describe así:

“(…) un artefacto explosivo detonó en un popular ferry turístico en Playa del Carmen, Quintana Roo. La explosión hirió a más de 20 personas, incluidos turistas”, se lee.

El gobierno canadiense añade lo sucedido el primero de marzo, con la “Caribe II”, otra de las embarcaciones de la misma empresa, que se encontraba fondeada a 300 o 500 metros de las costas de Cozumel.

“(…) las autoridades locales encontraron otro artefacto explosivo en un ferry que también operaba desde Playa del Carmen”, se indica.

Además, se cita que algunas líneas de cruceros ya cancelaron las excursiones que utilizan servicios de transbordadores turísticos en la ruta Playa del Carmen-Cozumel y, debido a lo anterior, recomienda a sus conciudadanos evitar el uso de esas embarcaciones y mantenerse atentos.

En otro apartado, en el que se menciona el tema del crimen organizado, se advierte que, “aunque no se enfoca en los turistas, la violencia relacionada con el crimen organizado aumentó en todo el país, en 2017, incluso en los estados de Quintana Roo (Cancún y Playa del Carmen) y Baja California Sur (Los Cabos)”.

advertencia_playa_del_carmen.jpg
FOTO: Especial

De acuerdo con el seguimiento del caso, hecho por EL UNIVERSAL, el 21 de febrero se registró una explosión en la embarcación Caribe, propiedad de la naviera Barcos Caribe. El peritaje correspondiente, para determinar qué pasó y por qué, aún no es presentado por las autoridades federales que realizan la investigación, indagatorias en las que colabora el FBI.

El 1 de marzo, la misma naviera reportó a la Secretaría de Marina (Semar), la existencia de un artefacto, presuntamente explosivo, en la parte inferior de otra de sus embarcaciones, la “Caribe II”.

Ni la dependencia federal, ni la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), han emitido un informe que confirme, desmienta o precise el tipo de artefacto hallado y si era o no explosivo.

El 23 de febrero, durante una revisión a los documentos de la naviera, la Unidad de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos emitió un acta circunstanciada en la que se indica que los permisos del barco “Caribe III”, están vigentes y en regla, pero no se precisó la situación de la “Caribe II”, en donde una semana después se encontró un artefacto ajeno a la embarcación.

La gerencia de Operaciones de la empresa, a cargo del capitán Jefferson Marín Flores, declaró a EL UNIVERSAL, el 1 de marzo, que la “Caribe II” había sido retirada de la costa cozumeleña y fondeada a 300-500 metros de distancia, por orden de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO), un día antes del hallazgo y que llevaba dos meses fuera de operación.

La versión del gobierno estatal y de la Fiscalía General, es que la embarcación llevaba 10 meses sin funcionar y, tanto el gobernador, Carlos Joaquín, como el fiscal, Miguel Ángel Pech, se han dicho extrañados de que un “artefacto” apareciera en un barco sin aparente uso.

El mandatario ha expresado que “le parece” que los hechos tienen como fin generar la “desestabilización”, mientras que el fiscal ha declarado que una de las líneas de investigación –aunque no es la principal- es un probable autoatentado.

Del 21 de febrero al 1 de marzo, se registró una supuesta amenaza de bomba, en el muelle fiscal de Playa del Carmen, que según la autoridad local, fue una “falsa alarma” y también apareció una presunta narcomanta en la que un grupo delincuencial de Cozumel, se adjudica la explosión en una de las embarcaciones y de filo amenazaba a la presidenta municipal, Perla Tun.

La noche de 1 de marzo el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió una Alerta de Viaje que prohíbe a sus empleados de gobierno usar transbordadores turísticos en la ruta Playa del Carmen-Cozumel y recomienda a sus conciudadanos extremar precauciones.

El viernes pasado, la naviera Princess Cruises anunció a sus clientes la suspensión de los tours que echan mano de embarcaciones turísticas para cruzar de Cozumel a Playa del Carmen, por seguridad.
 

Artículo

Estados Unidos alerta sobre ferry de Quintana Roo

Prohíbe uso de línea afectada por explosivos a todos los funcionarios de su gobierno
Estados Unidos alerta sobre ferry de Quintana RooEstados Unidos alerta sobre ferry de Quintana Roo

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS