Bloquea CNTE entrega de aulas móviles a primaria

Impiden maestros que se realice acto de recepción de salones prefabricados; policía estatal resguarda instalaciones para impedir destrozos
Demanda. Integrantes de la Sección 22 exigieron atención para todas las escuelas afectadas por los sismos (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
10/11/2017
02:21
Roselia Chaca / Corresponsal
Juchitán de Zaragoza
-A +A

[email protected]

Maestros del sector 03 Juchitán de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) impidieron la mañana de ayer en el Deportivo Municipal Binnizá el acto protocolario de entrega de ocho aulas móviles que construyó la empresa Royal Building Systems para la primaria Centro Escolar Juchitán.

Alrededor de 300 trabajadores de la educación se concentraron desde las 8:00 horas para marchar hacia el deportivo, bloqueando la carretera que conduce a la población de El Espinal, para exigirle a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y al gobierno del estado atención para las 74 escuelas del municipio que aún no están en condiciones de reiniciar labores, por los daños causados por los sismos de septiembre.

Los integrantes de la Sección 22 protestaron en la carretera durante varias horas debido a que el deportivo estuvo fuertemente resguardado por la policía estatal que impidió el ingreso de los manifestantes hasta donde están las aulas móviles -construidas por el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa- y causaran destrosos.
juchitabn3.jpg

La dirigencia regional magisterial argumentó que la protesta tenía la intención de manifestarle al gobierno la situación de desamparo y lentitud de los trabajos de reconstrucción de docenas de centros educativos, donde en algunos casos ni siquiera se han demolido las escuelas dañadas y en otros no ha comenzado la construcción de aulas móviles para continuar con las clases, como se acordó, lo que pone en riesgo el ciclo escolar.

Los inconformes señalaron que las ocho aulas que ocuparán en el deportivo los casi mil alumnos del Centro Escolar Juchitán tardaron casi dos meses en construirse y acondicionarse y existe un gran retraso en las entregas, en cambio en el municipio de Ixtaltepec el avance es más rápido.
juchitan_2.jpg

El Centro Escolar Juchitán es el más representativo por ser el primer inmueble que la SEP demolió en un acto público con la presencia del secretario Aurelio Nuño y es el centro educativo que se construye a marchas forzadas por el personal de la Sedena con un modelo propio, el cual fue cuestionado en un principio por los padres de familia y personal docente, pero finalmente fue aceptado. Debido a que la construcción tomará seis meses, fue necesario el uso de las aulas móviles para continuar con las clases. Los salones temporales debieron estar listos desde hace un mes.

Recientemente los directivos y padres de familia de la Secundaria Técnica número 50 denunciaron la falta de rapidez de los trabajos de reconstrucción del espacio y de la construcción de las aulas móviles, por lo que amenazaron con emprender acciones de presión para lograr ser escuchados y que los niños no sigan perdiendo clases.

El magisterio istmeño advirtió que seguirán realizando protestas cada vez que los gobiernos federal y estatal intenten entregar estas unidades móviles si no se responde a las demandas de todos los centros educativos afectados.
juchitan1_0.jpg

En el Istmo de Tehuantepec alrededor de 100 mil niños del nivel básico están sin clases desde hace dos meses. En la región, 252 centros educativos se encuentran dañados, de los cuales 56 escuelas públicas presentan afectaciones muy graves.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios