Así curan la “cruda” en los estados

Durante la despedida del Año Viejo y la bienvenida del Año Nuevo, los mexicanos experimenta el exceso en el consumo de alimentos y bebidas alcohólicas
Fotos: Notimex
01/01/2018
01:05
Redacción
Acapulco
-A +A

Durante la despedida del Año Viejo y la bienvenida del Año Nuevo, algunas personas consuman en exceso alimentos y bebidas alcohólicas. Esto último puede ocasionar la llamada “resaca” o “cruda” al día siguiente, mal que en diferentes estados tienen su particular manera de "aliviar".

Tapatíos consumen torta ahogada

Además de ser uno de los platillos más típicos y representativos del estado Jalisco, la torta ahogada es un alimento que se ha colocado como uno de los favoritos para quienes buscar aliviarse de una cruda después de una noche de copas.

Se trata de birote salado relleno de carnitas de puerco, bañado en salsas, una de chile de árbol Yahualica y otra de jitomate, así como cebolla y limón, también hay a quienes les gusta con frijoles refritos y con camarón.

Y también hay diferenes formas de comerla: unos la prefieren en bolsa, otros en plato, pero al final este platillo puede llegar a ser muy efectivo para aliviar la cruda.

De acuerdo a algunos comensales, la torta ahogada ayuda a reactivar el cuerpo gracias al contenido calórico de las carnitas y del birote salado, y también por el picante, que por las sustancias del chile, alivian el dolor de cabeza y las náuseas.

Por lo anterior, la torta ahogada es un alimento que no falla y lo mejor es que es barata y en cualquier esquina hay un negocio con diferentes opciones de este suculento platillo jalisciense.

En Guadalajara, siendo la cuna de la torta ahogada, existen una gran cantidad de torteros ubicados en los municipios metropolitanos desde los informales, en patios de casas y hasta grandes empresas que se ubican en el rubro de las franquicias.

71231037.jpg

Un mole de panza o un buen caldo de camarón

Los poblanos encuentran en los mercados el remedio para combatir la resaca.

Raymundo, encargado de uno de los locales de comida que se encuentran en el Mercado del Alto, en Puebla, comentó que todos aquellos que llegan el 1 de enero a su local lo que piden es un buen mole de panza y una cerveza para curar ese malestar que les dejó la celebración.

“El mole de panza es la panza del borrego y se sirve en un caldo rojo, el cual es bastante picoso debido a que lleva chile de árbol”, señaló.

Explicó que otros piden el zancarrón, que lleva lo mismo que el mole de panza, pero además se sirve con guaje y es lo que le da sabor a dicho platillo igualmente con su caldo rojo, todos lo acompañan con una buena cerveza.

Por su parte, Guadalupe Lozano Garfias, vicepresidenta de Desarrollo Gastronómico de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), afirmó que muchos recurren a los mercados en donde llegan a consumir el mole de panza, el chilpachole, caldo de camarón, "incluso un rico mole de olla, es decir, algo caldoso".

La también empresaria del restaurante “La Chiquita”, en la zona del Paseo de San Francisco, señaló que entre la recuperación de la desvelada por despedir el Año Viejo y la “resaca” es lo que llega a buscar la gente a estos lugares.

Comentó que la celebración del Año Nuevo es distinta a Navidad, que para despedir el año la gente busca un lugar en donde pasarla con familiares y amigos, por lo que se van a los sitios en donde les ofrecen cena y show, pero al día siguiente no tienen el recalentado, por tanto recurren a estos sitios para consumir algo.

Lozano Garfias dijo que para los visitantes hay otras opciones donde se les puede dar el desayuno, comida y cena, en el entendido que llegan abrir un poco más tarde de lo habitual, de ahí, que los prestadores de servicios turísticos laboran todos los días a fin de brindar la mejor atención al turista.

71230085.jpg

Con playa y mariscos

Entre los remedios que tradicionalmente utilizan los acapulqueños para curarse la resaca que suele dejar una noche de excesos, como sucede con los festejos de fin de año, se recurre comúnmente a la playa y el consumo de mariscos.

Es así que, luego de celebrar la llegada del Año Nuevo, en Acapulco lo más recomendable para la resaca es disfrutar de unos mariscos también acompañados de un preparado de combinación de cerveza y salsas conocido como michelato.

Otra de los remedios que tradicionalmente utilizan es disfrutar un menudo, que es un caldo de panza de res guisado con chile rojo, o bien una birria, pozole o barbacoa de res.

En este sentido, el restaurantero Sergio Mejia dijo que a los turistas que llegan a playa Bonfil, ubicada en la zona Diamante de Acapulco, se les recomienda tomar un michelato, que es lo mas típico para curar una “cruda”.

Explicó que su preparación inicia con escarchar un vaso con limón y sal, la cual ayudará a mermar el desvelo y la cruda.

Comentó que le agrega a un vaso grande mucho hielo y posteriormente prosigue a colocarles las salsas picantes, chile piquín, jugo de limón y jugo de tomate.

Explicó que las salsas y jugos de tomate ayudará a que el alcohol que el cuerpo tiene salga con sudor por lo picoso y con la cerveza de su preferencia mucho más rápido podrá recuperarse.

La bebida también va acompañada de platillos típicos que te ayudan a sacar la adrenalina que provocó el exceso de alcohol, para lo que recomendó disfrutar camarón al agua chile, que igual ayuda para la cruda, así como la sopa de mariscos que es caldo de pescado con pulpo y un caldo de camarón que va acompañado de unas tortillas hechas a mano.

71231056_0.jpg

Con información de Notimex

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS