Asesinan en Nuevo León a otra periodista; van 6 este año

Alicia Díaz, de 52 años, fue encontrada en su domicilio con golpes y huellas de violencia
Peritos y agentes de investigación acudieron al lugar del crimen en la colonia Paseo Residencial, en el sur de la ciudad de Monterrey, para iniciar la indagatoria. Foto: EMILIO VÁSQUEZ. EL UNIVERSAL
25/05/2018
03:54
David Carrizales / Corresponsal
-A +A

Monterrey.— La periodista de fuentes económicas del periódico El Financiero, Alicia Díaz González, de 52 años, fue asesinada a golpes en el interior de su domicilio, en la colonia Paseo Residencial, en el sur de la ciudad.

Después de las 10 de la mañana de ayer, las autoridades policiacas recibieron el reporte de Eduardo Andrés, de 20 años, hijo de la comunicadora, quien al despertar encontró el cadáver bocabajo. Según autoridades, el cuerpo tenía heridas punzocortantes en el cuello, cerca de la nuca.

Al dar a conocer el hecho, el joven afirmó que no escuchó ningún ruido o gritos de auxilio. Una fuente cercana a la familia señaló que el joven estudia de día y de noche trabaja como operador de Uber, por lo cual estaría profundamente dormido.

Por el estado de conmoción en que se hallaba Eduardo Andrés, tampoco pudo informar a la policía si faltaban objetos que pudieran indicar si se cometió algún robo en el domicilio.

De acuerdo con los primeros indicios, y a reserva de la autopsia de ley, la periodista murió a consecuencia de golpes que le propinaron en la nuca y el rostro. Hasta el cierre de esta edición, no se había determinado el posible móvil ni se tenían detenidos.

Édgar Rivera, editor local de El Financiero Monterrey, comentó que desde enero Alicia Díaz trabajaba como colaboradora freelance, un año antes, aproximadamente, había salido de Grupo Reforma. En sus inicios se desempeñó como reportera en el periódico La Moneda, ya desaparecido.

La recordó como una persona muy profesional, amable, siempre son-riente y sencilla, con quien mantenía amistad desde sus tiempos de estudiantes de Economía en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), y después como compañeros laborando en las fuentes financieras.

En la edición de ayer apareció firmada por Díaz González una nota sobre créditos para vivienda.

Además de su hijo Eduardo Andrés, a la periodista le sobrevive una hija de 12 años. De acuerdo con personas cercanas a la familia, tenía conflictos con su ex pareja.

Exigen exhaustiva investigación. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a las autoridades de Nuevo León salvaguardar la vida, seguridad e integridad personal de los familiares de la periodista, así como ofrecerles la contención emocional que requieran ante estos hechos. En un comunicado, el organismo pidió a la Fiscalía General del Estado “una investigación inmediata allegándose de las evidencias necesarias para determinar la responsabilidad del crimen, analizando en todo momento la línea vinculada con la labor periodística de la víctima”.

En tanto, Óscar González, presidente de la Asociación Estatal de Periodistas, condenó el asesinato de Alicia Díaz y exigió a las autoridades una exhaustiva investigación para capturar y castigar a los responsables del homicidio, ya sea que haya sido cometido por su trabajo o por cualquier otro móvil, dada la gran impunidad que prevalece en las muertes de periodistas.

Alicia Díaz es la sexta periodista asesinada en lo que va del año, y se suma a los comunicadores Juan Carlos Huerta, en Tabasco; Leobardo Vázquez, en Veracruz; Pamela Montenegro, en Guerrero; Carlos Huerta, en Tamaulipas, y José Gerardo Martínez, en la Ciudad de México. Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), del año 2000 a la fecha han asesinado a 134 periodistas, y Alicia Díaz sería la 135. En el actual sexenio la cifra de comunicadores asesinados es de 54.

Según cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Nuevo León ocupa el primer lugar en feminicidios, con 18 durante el primer trimestre del año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS