Alerta por mal estado de cárceles en Zacatecas

En Zacatecas buscan equilibrar las prisiones del estado, porque las distritales tienen pocos reos, mientras que Cieneguillas podría ser foco rojo
Alerta por mal estado de cárceles en Zacatecas
Las autoridades planean nuevas adecuaciones a las instalaciones de Cieneguillas, casi como una cárcel de máxima seguridad, con el reforzamiento de muros, sensores de vibración y bardas interiores (ESPECIAL)
10/04/2018
03:07
Irma Mejía / Corresponsal
-A +A

Zacatecas

El deterioro y las malas condiciones de los centros penitenciarios de Zacatecas han llevado al gobierno del estado —a través de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)— a plantear el cierre de seis cárceles distritales con el fin de bajar el gasto que representan, puesto que la cantidad de reclusos en esos centros es muy baja y se gasta más en el mantenimiento.

Sin embargo, la propuesta debe ser resuelta por el pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ), donde los magistrados mantienen diferencias con el proyecto.
penales4.jpg
IRMA MEJÍA. EL UNIVERSAL
 

El sistema penitenciario estatal está compuesto por 16 cárceles distritales, tres centros regionales —en Fresnillo y en Cieneguillas hay dos (femenil y varonil)—, además del Centro de Internamiento y Atención Integral Juvenil (CIAJ). Otro problema que enfrenta el gobierno estatal está en el penal varonil de Cieneguillas, el cual se ha convertido en foco rojo por el aumento de reos de alta peligrosidad.

Debido a que la reubicación de presos a penales federales es improcedente por las garantías que gozan los imputados dentro del Nuevo Sistema de Justicia Penal, las autoridades planean nuevas adecuaciones a las instalaciones, casi como cárcel de máxima seguridad, como el reforzamiento de muros perimetrales, sensores de vibración, bardas interiores y eliminar la corrupción. Buscan erradicar los enfrentamientos entre grupos rivales y esperan erradicar que sea centro de operación de extorsiones.
carcel_distrital_9.jpg
CORTESÍA SSP
 

Ahí está el antecedente de la fuga masiva de 53 reos pertenecientes a Los Zetas en 2009 y hace tres meses fue frustrado un intento de escape de 51 presos. El pasado 26 de marzo una riña dejó un  muerto  y nueve heridos. Además, recaen observaciones y un llamado urgente de María de la Luz Domínguez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ). Alerta que de no aplicarse acciones y estrategias concretas para prevenir y evitar hechos violentos, Cieneguillas podría figurar dentro de los penales más complicados.

Menos cárceles

La propuesta del gobierno del estado, que se dio a través de la SSP estatal, implica cerrar las cárceles distritales de Villanueva, Miguel Auza, Loreto, Teúl de González Ortega, Juchipila y Nochistlán, que significaría un traslado de 76 internos a los centros de Jerez (15), Río Grande (20), Ojocaliente (14), Tlaltenango (cinco) y Jalpa (22); además, de la reubicación de 43 custodios y personal que labora ahí.

Para que el plan se concrete, se debe de contar con el aval del Poder Judicial del estado, porque la ley faculta a la instancia para crear o suprimir unidades penitenciarias, así como determinar el número de distritos judiciales y fijar el lugar que deben tener las sedes de los juzgados de primera instancia. El planteamiento ha causado discrepancias con los magistrados.
carcel_distrital_8.jpg
CORTESÍA SSP
 

Arturo Nahle, ex procurador de Justicia estatal y magistrado, rechaza la propuesta. Afirma que es un error político, puesto que si hay pocos reos en los centros es “por la alta impunidad”. Armando Ávalos, magistrado presidente del tribunal estatal, reconoció que aún no hay un consenso entre los magistrados y será en las próximas sesiones del pleno que se aborde este tema. Consideró que se debe realizar un análisis más profundo a la propuesta. Recientemente consideró que es muy viable la idea, porque hay espacios que no cuentan con condiciones necesarias para que se pueda conseguir la reinserción. La presidenta de la comisión señaló que las dos últimas verificaciones anuales han derivado en observaciones a la autoridad, porque “muchos no cumplen las condiciones de infraestructura adecuada y la mayoría presentan deficiencias en los servicios básicos, además de que no tienen médico de tiempo completo, ni cuentan con insumos”.
penales6.jpg
IRMA MEJÍA. EL UNIVERSAL
 

Al conocer la propuesta, De la Luz Domínguez inició una nueva verificación en los centros en la que ella participa para entablar comunicación directa con los internos y hacer un informe sobre las condiciones que deben garantizar una estancia digna. Ha supervisado más de 50% de cárceles. Adelantó que al menos dos incumplen y podrían cerrarse.

Alto costo

El planteamiento de cerrar las seis cárceles distritales permitiría crear nuevos centros regionales de reinserción y establecer una política penitenciara homogeneizada como lo marca la Ley Nacional de Ejecución Penal y no tener a los reclusos en condiciones desiguales, asegura Ismael Camberos Hernández, titular de la SSP. Explica que el problema es que gran parte de estos centros están dentro de las instalaciones de las presidencias municipales que datan de más de un siglo y por ello no cuentan con las condiciones óptimas de servicios sanitarios y sin espacios para brindar atención a grupos vulnerables.

Camberos Hernández pone como ejemplo la cárcel de Téul de González Ortega: “Hay ocho custodios y sólo cinco internos. Al sumar todos los gastos para operar, nos da un monto  de  132 mil 635 pesos mensuales, cantidad  que al dividirlo entre los cinco, significa que al estado cada reo le cuesta 26 mil 520 pesos mensuales, equivalente a 885 pesos diarios”.

La cifra contempla los sueldos del personal penitenciario, que es de casi 113 mil pesos, 10 mil 545 en servicios: agua potable, luz y telefonía de oficinas, así como 5 mil en combustible, 2 mil 500 en alimentación y más de mil pesos en gastos de limpieza. Detalla que si se cierran esas prisiones, los 43 trabajadores, así como los vehículos y armamento pasarían a centros regionales y para fortalecer a los existentes, y así cada elemento de seguridad y custodia tendría bajo vigilancia un promedio de 4.71 personas.
penales5.jpg
IRMA MEJÍA. EL UNIVERSAL
 

De riesgo

El Centro Regional de Reinserción Social (Cereso) Varonil de Cieneguillas ha sido foco rojo desde 2009 cuando se fugaron 53 reos ligados a Los Zetas. De acuerdo con los reportes oficiales, 20 fueron recapturados y 10 abatidos en diferentes operativos; del resto no se supo.

El 22 de agosto de 2012, Fabiola Quiroz, de 43 años, la primera mujer en dirigir el penal varonil de Cieneguillas, fue interceptada por un grupo armado al salir de su casa y nunca se supo nada más de ella. Cinco meses antes, concedió una entrevista a EL UNIVERSAL, en la que alertaba que desde su llegada recibió presiones de los reos que buscaban tener el control. Informó que había 521 reclusos y más de la mitad eran de alta peligrosidad, además de revelar la corrupción del personal de custodia.

El año pasado, se fugaron dos reosy no se supo de ellos. El equipo de inteligencia de la SSP detectó en diciembre pasado un plan de escape de 51 reos, presuntamente ligados a Los Zetas, quienes preveían huir en los festejos de Año Nuevo, informa Camberos Hernández.

Recuerda que se puso en marcha un operativo sorpresa días antes del 31 de diciembre y en el Anexo 1 se encontraron cuatro armas de fuego y una granada de fragmentación, además en el dormitorio de uno de los líderes líderes había dos bosquejos con la ruta de escape.

De acuerdo con la SSP, este penal es de mediana seguridad con capacidad para mil 236 internos y actualmente alberga a casi mil presos, de los cuales, 250 son de alta peligrosidad con perfiles de homicidas, secuestradores y delitos contra la salud.

Camberos Hernández achaca el aumento de reos de alta peligrosidad a que el Nuevo Sistema de Justicia Penal no permite el traslado de los internos a penales federales de máxima seguridad. Optan por separar en los anexos a los procesados y sentenciados, pero también apartar a los integrantes del Cártel del Noreste y a zetas. En Cieneguillas la única opción es modernizar y reforzar el penal, reconoce. Se contempla colocar alumbrado adecuado, así como sensores de vibración, porque hay varios túneles por ser una región minera y nuevas bardas que separen las áreas de esparcimiento. Los cambios deberán quedar antes de que termine la actual administración en 2021.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS