Alcalde fue asesinado por hacer trato con criminales, asegura Yunes

De acuerdo con la hipótesis del gobierno de Veracruz, el alcalde y sus acompañantes fueron asaltados y asesinados por una banda delictiva que le ofertó láminas de zinc a la mitad del precio de mercado
Archivo / EL UNIVERSAL
25/11/2017
14:43
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

El gobierno del panista, Miguel Ángel Yunes Linares, atribuyó el asesinato del alcalde priísta de Ixhuatlán de Madero, su esposa y tres personas más, a que aceptó hacer un trato con un grupo criminal que vende láminas a bajo costo extraídas de bodegas oficiales.

En un comunicado de prensa, la administración estatal aseguró que una banda delictiva que vende láminas, despensas y cobijas extraídas de bodegas oficiales en el gobierno anterior, es presumiblemente responsable del homicidio del alcalde.

La versión oficial señala que datos obtenidos en las últimas horas fortalecen aún más la hipótesis de que el alcalde y sus acompañantes fueron asaltados y asesinados por una banda delictiva que le ofertó láminas de zinc a la mitad del precio de mercado.

“De buena fe, el alcalde habría aceptado el trato y para esos efectos contrató un camión en el que llevaría 3 mil láminas de Banderilla a Ixhuatlán de Madero, mismas que pagaría en efectivo; se estima que llevaba en su vehículo 400 mil pesos”, destacó el texto oficial.

El presidente municipal de Ixhuatlán de Madero,  junto con su esposa y tres personas más, fueron asesinadas la noche de ayer viernes en el municipio de Banderilla, zona conurbada a la ciudad de Xalapa, capital del estado.

Dos de las víctimas (un hombre y una mujer) fueron asesinados en el interior de una camioneta pickup; y tres personas más (hombres) murieron en el camino de terracería donde ocurrieron los hechos.

El gobierno yunista infomó que el integrante de la banda que hizo el contacto con el alcalde se dedicaba desde hace varios años a vender esos materiales sustraídos de bodegas del gobierno anterior a candidatos y presidentes municipales en funciones.

El propio contacto guió al funcionario municipal hasta el sitio donde las láminas serían entregadas, en un lugar prácticamente despoblado a las afueras del municipio de Banderilla. Al llegar al sitio todos fueron privados de la vida, inclusive el funcionario, su ayudante y el chofer del camión contratado.

Hace una semana –el viernes 17 de noviembre-, recordó la autoridad,  fueron privadas de la vida cuatro personas en una zona despoblada del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan (conurbado con Xalapa). Las víctimas se dirigían también a un lugar donde les serían entregadas láminas que pagarían a mitad de precio.

“Todos los datos indican que se trata de la misma banda”, expresó.

Se detalló que la investigación sobre las bodegas donde se depositaron láminas, despensas y cobijas robadas por funcionarios de la anterior administración, se ha venido desarrollando desde diciembre de 2016.

“A partir de esos lamentables hechos se tienen más datos y la Fiscalía General del Estado ha informado que llamará a declarar a quienes fueron titulares de las secretarías de Desarrollo Social y Protección Civil, y del DIF, para deslindar posibles responsabilidades”.

Y el Gobierno del Estado advirtió a presidentes municipales y ciudadanía en general de la operación de esta banda, y les exhortó a no adquirir láminas, despensas y cobijas en el mercado informal. 

Lea aquí el comunicado.
ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS