Acusan negligencia médica en Oaxaca por muerte de menor

Edward, de tres años de edad, fue ingresado en el Hospital del Valle por una fractura del brazo izquierdo y falleció tras sufrir un paro respiratorio por exceso de anestesia
Foto: Especial
28/11/2017
16:21
Christian Jiménez/Corresponsal
Oaxaca de Juárez, Oax.
-A +A

La familia Luna Trujillo exigió a la Fiscalía General del Estado aplicación de la justicia, luego de que Edward, de tres años de edad, perdiera la vida en el Hospital del Valle, ubicado en la colonia Reforma de la ciudad de Oaxaca, tras haber ingresado con una fractura del brazo izquierdo.

De acuerdo con el padre, José Luna López, la noche del domingo 26 de noviembre, el pequeño Edward se cayó mientras jugaba en la plaza “Huitzolandia” localizada en el municipio de San Pablo Huitzo. Adolorido pero sin ninguna lesión de gravedad, fue trasladado Hospital del Valle, ubicado en la calle de Eucaliptos 401 de la colonia Reforma.

Indicó que tras ser revisado por el equipo médico, el menor fue preparado para ser intervenido quirúrgicamente por la lesión de una tarde de juegos. El doctor Luis Pérez y la anestesióloga Gabriela Cruz quedaron a cargo de la operación que se llevaría a cabo sin contratiempos durante las primeras horas del lunes.

A la espera, los familiares comenzaron a alarmarse, pues el tiempo pasaba y no había noticias del estado del pequeño, quien horas antes platicó con su familia; transcurrieron siete horas antes de que el personal médico diera información sobre el estado del menor. “Estaba bien, estaba contento”, comentó su madre, entre lágrimas, después de lo sucedido.

Según los familiares, la negligencia fue clara ya que horas después de la hospitalización, el personal médico notificó que el menor debía ser trasladado a una clínica más equipada, pues “se pasaron de anestesia” y el niño no despertaba; por ello fue referido al Hospital “San Lucas”, ubicado también en la colonia Reforma.

Ahí, se informó que debido al exceso de anestesia, el menor perdió la vida tras sufrir un paro respiratorio. Ante lo sucedido, sus padres y su abuela exigieron justicia y protestaron ayer en las oficinas de la Fiscalía del Estado, ubicadas en la calle Arista, en el centro de la capital.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS