Activistas zoques reciben premio en Europa

El Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra en Chiapas recibió el Premio Internacional de Paz como reconocimiento a su resistencia de una década contra proyectos mineros en 40 comunidades de 10 municipios
Foto: tomada de Twitter @PaxChristi
30/10/2017
20:34
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
-A +A

Activistas y representantes comunitarios del pueblo zoque de Chiapas recibieron en Roma, Italia, el Premio Internacional de Paz, otorgado por la organización Pax Christi Internacional, como reconocimiento a su lucha contra la minería y los proyectos extractivos en la entidad.

Los activistas, integrados en el Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra (Zodevite), denunciaron ante autoridades de países de la Unión Europea, violaciones a los derechos, derivados de la lucha y resistencia de los pueblos originarios contra la minería y los proyectos extractivos en la región.

La representación zoque se reunió con 13 parlamentarios, quienes escucharon testimonios de proyectos extractivos que dañan los recursos naturales.

En Bruselas, Bélgica, Zodevite exigió la cancelación de órdenes de aprehensión contra lugareños de comunidades zoques, y llamó a la solidaridad internacional para “obligar” al gobierno mexicano a respetar la autonomía y la libre determinación del pueblo zoque.

De acuerdo con el itinerario europeo de la representación, las reuniones se realizaron con organizaciones de derechos humanos, activistas y autoridades de Italia, Suiza y Bélgica.

El Premio Internacional de Paz fue entregado al Movimiento como reconocimiento a su resistencia de una década contra proyectos mineros en 40 comunidades de 10 municipios de diferentes regiones de la entidad.

Al recibir el Premio Internacional de Paz, Mikeas Sánchez advirtió sobre los riesgos y acciones permanentes contra el medio ambiente en Chiapas, impulsados por el gobierno y los consorcios empresariales extractivos del país y el extranjero.

Denunció que desde hace una década en los pueblos chiapanecos pretenden instalarse proyectos mineros, hidroeléctricos, geotérmicos y de extracción de carburos, que amenazan con destruir una parte del patrimonio biocultural.

En específico lugares simbólicos como el volcán Chichonal, La Casa de La Piogba Chuwe y las montañas de niebla de Rayón y Tapalapa, subrayó.

Aseguró que los megaproyectos extractivos representan muerte y devastación para la tierra y la vida, lo cual es generado por intereses de compañías transnacionales en su afán “por acumular riquezas materiales”.

La lucha organizada y pacífica del pueblo zoque en Chiapas logró por ahora contener la licitación de 84 mil 500 hectáreas para la extracción de hidrocarburos y mineras, obligó al gobierno a replegarse y abrir una ronda de consultas comunitarias para establecer el consenso de la poblaciones.

Ahora también se pugna por obtener para la regiones zoques proyectas para las extracciones, la declaratoria presidencial como zona de salvaguarda natural, como ocurrió en 2016 en la selva lacandona.

Pax Christi Internacional destacó que los esfuerzos del Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra en Chiapas para resistir la explotación de la tierra y promover la dignidad del pueblo sirven como un modelo de no violencia.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS