Abaten en Tamaulipas a asesino de la activista Miriam Rodríguez

Mató a Miriam Rodríguez, el pasado 10 de mayo en San Fernando; Juan Antonio Alvarado era uno de los objetivos de la justicia estatal
Las autoridades catearon el domicilio, ubicado en las calles Miguel Hidalgo y Canales, donde también aprehendieron a María Inés “N”, Francisco “N” y Valdemar Guadalupe “N”. (CORTESÍA)
16/10/2017
02:28
Redacción
Tamaulipas.
-A +A

[email protected]

Tras repeler una agresión, policías ministeriales e investigadores capturaron a cuatro integrantes de un grupo delictivo en San Fernando, Tamaulipas, y abatieron a Juan Antonio Alvarado López, El Alushe, uno de los autores materiales de la muerte de la activista Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez.

El enfrentamiento se registró el sábado luego de un recorrido que hicieron los policías por el centro de la ciudad de San Fernando, en busca de cumplimentar mandatos judiciales. 

Los agentes ubicaron a Alvarado López, contra quien había una orden de aprehensión por su participación en el homicidio de la señora Rodríguez, el cual ocurrió la noche del 10 de mayo. 

Por este individuo, de 30 años, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ofrecía una recompensa de un millón de pesos a quien proporcionara información exacta, veraz y útil que coadyuvara a su localización y captura, así como la de Erick Leonel Villatoro Hernández, El Diablo. 

Los folletos de la PGJE describían sus señas particulares como: complexión delgada, frente mediana, nariz recta mediana, barba poblada, color de piel morena, ojos café oscuro, boca mediana, mentón oval, peso aproximado de 63 kilogramos, cabello castaño oscuro, cejas pobladas y bigote poblado. 

Alvarado López, quien era considerado uno de los objetivos relevantes para la justicia tamaulipeca, murió en el lugar, y otra persona de nombre Gustavo “N” resultó lesionada. 

En el domicilio, ubicado en las calles Miguel Hidalgo y Canales, también fueron detenidos María Inés “N”, Francisco “N” y Valdemar Guadalupe “N”.

En una esquina de la casa las autoridades hallaron un altar a la Santa Muerte, en el cual había varias fotografías de diferentes tamaños, un plato desechable con cal y veladoras al costado.

Los detenidos, entre ellos, el lesionado, fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial junto con dos armas cortas, una larga y una escopeta, así como un vehículo, cinco envoltorios y un paquete en cuyo interior había hierba con las características de la marihuana. 

 El crimen contra la activista. Miriam Rodríguez era madre de la joven Karen Alejandra Salinas Rodríguez, plagiada en 2012 por el crimen organizado. Desde entonces se volvió una importante luchadora social en la búsqueda de la joven y logró investigar y dar con el paradero de la fosa donde fue hallado el cadáver de su hija, además de la identidad de los secuestradores y asesinos.

La noche del 10 de mayo, a las 22:21 horas, la señora Rodríguez cerró y salió de su negocio para dirigirse a su domicilio a bordo de su automóvil. 

Aproximadamente 15 minutos después llegó a su domicilio, ubicado en la colonia Paso Real, y al descender de su vehículo fue asesinada.

“Se detectó que la señora Miriam era perseguida por una camioneta Pick Up blanca; misma que regresó por la avenida Paso Real y carretera San Fernando a Jiménez a gran velocidad, justo a escasos minutos de haber sido cometido el crimen”, relató el procurador de Justicia, Irving Barrios Mojica.

Ante lo sospechoso de la camioneta, la Policía de Investigación ubicó la unidad el 13 de mayo y al día siguiente a su propietario, Alfredo Misael “N”, quien identificó por sus apodos a los involucrados. Se corroboró que éstos eran Edwin Alain “N” alias El Flaco, Erick Leonel “N” alias El Diablo, y Juan Manuel “N” alias El Alushe. Los tres se habían fugado el 22 de marzo a través de un túnel del Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria.

En su momento,  el procurador indicó que  las personas fugadas no tienen relación alguna con las investigaciones de Miriam Elizabeth o con el secuestro y asesinato de su hija. Pero que los tres sí conocían y tenían relación con otros personajes que sí están vinculados en dichos delitos.

Actualmente, dos de los involucrados en el crimen de Miriam Rodríguez están en prisión, El Alushe fue abatido y se encuentra prófugo Erick Leonel Villatoro, El Diablo, por quien las autoridades ofrecen un millón de pesos por información que lleve a su captura.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS