aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Destierran en Tijuana la televisión tradicional

Habitantes aún carecen de antenas para señal digital, acusan
Destierran en Tijuana la televisión tradicional

NUEVA ERA. La empresa Teletec de México deberá terminar hoy de instalar 200 mil decodificadores en Tijuana para decretar el cese de señales analógicas en esa ciudad. (Foto: estados@eluniversal.com.mx )

Martes 12 de marzo de 2013 Laura Sánchez / Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

TIJUANA

El entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa llegó a la ciudad de Tijuana el 11 de marzo de 2012 para inaugurar uno de los sucesos tecnológicos más importantes en el noroeste de México. Durante su discurso, anunció un megaproyecto que, a su parecer, cambiaría la vida de miles de personas de escasos recursos.

Calderón explicó que Tijuana sería la ciudad donde arrancaría la transición de la televisión digital. A 200 mil hogares de ingresos bajos se les colocarían decodificadores para alcanzar el sueño de la tele de calidad.

La ganadora de la licitación lanzada por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) fue la empresa Teletec de México, que llegó a Tijuana el 11 de diciembre de 2012 con más de un centenar de personas.

La meta para colocar 200 mil aparatos sería el 3 de marzo. Sin embargo, debido a las fuertes lluvias que azotaron los primeros dos meses del año la ciudad, la empresa solicitó una ampliación del plazo: apenas llegaron a 160 mil 085 hogares.

Será este 12 de marzo cuando Teletec terminé la instalación de los decoficadores en Tijuana y así se decrete el cese de las transmisiones analógicas. Sin embargo, muchos tijuanenses temen que llegue ese día…

Buscan carrito de “cajitas”

Elizabeth Rodríguez abre el portal de internet de la empresa TDT. “Mira, aquí arriba dice, Tijuana 38 días, 8 horas, 43 minutos para el apagón analógico”. Lejos de alegrarse, dice que ya comenzó angustiarse: “¡Ya mandé a mi marido a buscar el carrito de las cajitas!”.

Elizabeth, madre de dos hijos, originaria de Toluca, es residente de la colonia Reforma, una zona de cerros y cañones, localizada al este de Tijuana. Es el mediodía y sintonizan una telenovela. Son casi irreconocibles los rostros; rayas blancas y negras inundan la pantalla.

A un lado cuelga una antena “de conejo”. “Me la paso viendo novelas porque es lo único que agarra”, dice.

Elizabeth dice que escuchó que por fin podría ver el Canal 11 de México, que tanto le gustaba. “Pero, no, y lo peor es que ya me dijeron que mi colonia a lo mejor no alcanza la digitalización”.

Hace unas semanas vio desde su ventana que un carro se paró frente a su casa. Vio cómo le instalaban al dueño de los abarrotes una “cajita”, pero no tocaron en su casa.

Desde entonces, instruyó a su familia que cuando vieran “el carrito de las cajitas” corrieran a pedir un aparato. “Un día uno de mis hijos lo vio y corrió pero le dijeron que en esta parte de mi colonia aún no serían instaladas”.

La mujer ahora teme que no alcancen los decodificadores en su colonia, y así no poder ver siquiera el canal de las telenovelas y noticias.

“Si se apaga, y ya no agarra la antena no me quedará otra que contratar cable. Pero está muy caro”, explica.

Instalación sólo para una tele

La colonia Hidalgo está en el centro de la ciudad. Aquí, los vecinos cuentan que hace tres semanas personal de la empresa instaló los decodificadores y dio un control.

Enrique Yañes se dice contento porque ahora ve muchos canales. Todo salió a la perfección. Una mañana, primero llamaron a su casa e hicieron algunas preguntas básicas, después avisaron que había sido seleccionado para la instalación.

“Todo muy bien, ya no necesito cable y veo muchos canales, quedé muy contento; el problema es que me dicen que sólo se puede instalar en una tele”, lamenta. En Tijuana, las casas tienen un promedio de tres televisores, y Enrique se encuentra preocupado porque no sabe dónde comprar otro aparato, supone que deben ser costosos y ni siquiera sabe dónde comprarlos.

Para otros, la televisión digital “es una maravilla”, la descubrieron cuando California inició su apagón digital hace media década. Comenzaron a venderse los decodificadores por 50 dólares en las principales tiendas de electrónica en San Diego.

Luis Chávez tiene varios años viendo unos 20 canales, y considera que el apagón analógico será benéfico para la población. Sin embargo, aún muchos temen no poder accesar a los decodificadores para sus televisiones y que ante el apagón analógico aumenten sus gastos.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD