aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La mataron de un golpe en la cabeza: PGJM

Partidos políticos condenan crímen; autoridad, sin pistas de asesinos

Egresada de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, María Santos Gorrostieta aún aparece sonriente en su cuenta de Facebook, con un saco blanco, orgullosa de ser oriunda de Tiquicheo y de vivir ahí Toamda de Facebook

El cuerpo de María Santos Gorrostieta Salazar, ex alcaldesa del municipio Tiquicheo, fue localizado en un predio del municipio Cuitzeo, informó la Procuraduría General de Justicia del estado Archivo /EL UNIVERSAL

La ex presidenta municipal ya había sufrido dos atentados cuando se desempeñaba como edil, en el trienio 2008-2011 Archivo /EL UNIVERSAL

De acuerdo con los primeros informes, el cuerpo de la ex alcaldesa fue localizado en las inmediaciones de la comunidad conocida como El Chupadero Archivo /EL UNIVERSAL

El cadáver presentaba huellas de haber sido atada de manos y un golpe contuso en la nuca Archivo /EL UNIVERSAL

Como se recordará, Santos Gorrostieta sufrió un ataque el 15 de octubre de 2009 cuando viajaba en compañía de su esposo José Sánchez, quien murió en los hechos Archivo /EL UNIVERSAL

Una emboscada que no cesó hasta que la encontraron Tomada de Facebook

La mataron de un golpe en la cabeza: PGJM

CASO. La ex presidenta municipal de Tiquicheo, de 37 años de edad y madre de tres hijos, fue secuestrada el lunes pasado por un comando armado. (Foto: ESPECIAL )

Domingo 18 de noviembre de 2012 Dalia Martínez / Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

MORELIA

María Santos Gorrostieta Salazar, ex alcaldesa del municipio de Tiquicheo, fue asesinada de un “golpe severo” en la cabeza, confirmó la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

Ella fue encontrada sin vida desde el martes en un predio del municipio de Cuitzeo, distante a unos 40 kilómetros de la ciudad de Morelia, Michoacán, según dio a conocer la Procuraduría el viernes por la noche.

Fue secuestrada por un comando que la interceptó el 12 de noviembre, mientras se dirigía a dejar a la escuela a uno de sus hijos.

Gorrostieta sufrió y sobrevivió a dos atentados en los años 2009 y 2010, cuando gente armada disparó a los vehículos en los que viajaba.

En el primer ataque en su contra falleció su primer esposo, José Sánchez Chávez, el 15 de octubre de 2009 y ella resultó con lesiones.

Gorrostieta Salazar fue presidenta municipal de Tiquicheo durante el periodo 2008-2011, y durante su mandato fue objeto de amenazas por parte de grupos delictivos.

Su cuerpo fue hallado el martes 13 por pobladores de la comunidad de San Juan Tararameo, municipio de Cuitzeo, que caminaban por un predio conocido como El Chupadero.

Hasta el jueves pasado la ex funcionaria municipal permanecía en calidad de desconocida en el Servicio Médico Forense (Semefo), y no fue hasta el viernes pasado cuando fue identificado y reclamado el cuerpo por sus familiares.

De acuerdo al informe preliminar de la PGJE, la muerte de la ex alcaldesa fue a consecuencia de “un traumatismo craneoencefálico severo”, y su cuerpo presentaba múltiples escoriaciones y golpes contusos que hacen presumir previa tortura.

Familiares de Gorrostieta Salazar reportaron su desaparición el pasado 14 de noviembre, aunque fue plagiada el lunes 12. Por este hecho fue levantada la averiguación previa, por el delito de homicidio, en agravio de la ex alcaldesa a fin de iniciar un proceso de investigación “que nos lleve al total esclarecimiento de los hechos”, explicó en el comunicado la PGJE.

Reacciones de partidos

El PAN en Michoacán condenó el homicidio de la ex munícipe y demandó el esclarecimiento.

Miguel Ángel Chávez Zavala, dirigente panista, exhortó al gobierno estatal a que se revisen los protocolos de seguridad planteados por la Federación y que fueron diseñadas específicamente para los munícipes de todos los partidos.

El PRD, partido al que Gorrostieta Salazar se afilió en 2011 en medio de la polémica para contender por una diputación, se ha negado a fijar una postura al respecto.

Tampoco el gobierno del estado, de manera oficial se ha pronunciado al respecto y sólo ha indicado que “es un asunto que ya atiende la Procuraduría General de Justicia”.

En noviembre del año 2011 el alcalde en funciones de La Piedad, Michoacán, Ricardo Guzmán, fue asesinado en un ataque a balazos. El presidente Felipe Calderón, entonces, condenó el hecho y lo calificó como acto “cobarde”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD