aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Exigen justicia tras asesinato

Amigos y compañeros sepultan a reportero
Exigen justicia tras asesinato

LUTO. El cuerpo de Marco Antonio Ávila fue encontrado el viernes, un día después de haber sido secuestrado. (Foto: PATRICIA MONTOYA EL UNIVERSAL )

Domingo 20 de mayo de 2012 Patricia Montoya / Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

CAJEME

Josefina García, madre de Marco Antonio Ávila García, reportero del Regional de Sonora, cuyo cadáver fue localizado un día después de haber sido secuestrado por hombres armados, elevó la voz para pedir justicia y que la muerte de su hijo no quede impune como tantos otros homicidios de comunicadores en Sonora.

“Soy una madre destrozada por el dolor; no quiero que esto quede así, no quiero impunidad como tantos otros, quiero que se investigue y haya resultados porque al rato van a seguir las agresiones contra otros periodistas, no se vale lo que están haciendo”, manifestó entre llanto.

Marco Ávila García, de 36 años de edad y 15 de ejercicio periodístico, fue encontrado muerto el viernes pasado en Guaymas en el norte del estado luego de ser capturado por pistoleros el jueves en un lavado de autos de Ciudad Obregón, cabecera del municipio de Cajeme.

“Mi hijo era muy bueno, buen hijo, buen esposo y muy buen padre; siempre estuvo al pendiente de todos, era muy trabajador, muy entregado y responsable”, añadió la mujer mientras el cuerpo del reportero especializado en la fuente de policía era velado el sábado en la Funeraria Mission de Ciudad Obregón.

El periodista estaba casado con Karina Judith y dejó huérfanos a dos niños, uno de seis años y otro de un año 10 meses. Familiares, amigos, periodistas y directivos de varios medios de comunicación se concentraron en la funeraria donde el féretro con los restos del comunicador poco a poco fue cubierto de flores y coronas fúnebres.

Alrededor de las cinco de la tarde se inició un cortejo fúnebre hacia el Templo de Nuestra Señora de la Merced ubicado en la colonia Constitución, en el poniente de Ciudad Obregón, donde se efectuó una misa de cuerpo presente para luego trasladarse al Panteón Jardín Mission para ser sepultado. El asesinato del reportero y fotógrafo, también colaborador del Diario de Sonora y ex corresponsal del Independiente de Hermosillo, conmocionó a la población debido a que habría sido sometido a tortura y su cuerpo se encontró atado de manos con alambre, sin una oreja, severamente golpeado y con una herida de cuchillo en la ceja izquierda.

“No bajar la guardia”

La presidenta del Congreso del estado, Leslie Pantoja Hernández (PAN), dijo que el asesinato del periodista Marco Antonio Ávila García confirma que no se debe bajar la guardia en el combate a la delincuencia organizada.

En un comunicado del Congreso local, Pantoja lamentó la muerte de Ávila. “Enviamos a nombre del Poder Legislativo sonorense nuestras más sentidas condolencias a familiares, amigos, compañeros de trabajo del periodista, representantes de los medios y a la sociedad en general”. Dijo que cuando se pierde la vida de un comunicador, pierde toda la sociedad.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD