aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Matan en Veracruz a tres fotorreporteros

CNDH inicia una investigación y deplora atentados a comunicadores
Matan en Veracruz a tres fotorreporteros

CRIMEN. Los restos de los fotoperiodistas Gabriel Huge, Guillermo Luna y Esteban Rodríguez fueron hallados en Boca del Río, quienes fueron reportados desaparecidos desde el martes. Las autoridades informaron que presentaban señales de tortura . (Foto: EFE )

Viernes 04 de mayo de 2012 Redacción | El Universal
Comenta la Nota

CIUDAD DE MÉXICO

Tres reporteros gráficos y la novia de uno de ellos (ex empleada de un periódico local) fueron asesinados presuntamente por integrantes del crimen organizado en el puerto de Veracruz, donde sus cuerpos —con huellas de tortura y desmembrados— fueron abandonados en un canal de aguas negras.

Los tres fotorreporteros asesinados fueron identificados por la Procuraduría de Justicia del estado como Gabriel Huge, Esteban Rodríguez, Guillermo Luna y su pareja sentimental Irasema Becerra.

Dos de ellos, Huge y Luna habían sido reportados como desaparecidos desde el martes por sus familiares, quienes presentaron una denuncia formal la mañana del jueves.

Fueron elementos de la Policía Naval que hacían tareas de seguridad pública en la zona turística de Veracruz-Boca del Río quienes localizaron cuatro bolsas con restos de cuatro personas en las inmediaciones de la unidad habitacional Las Vegas de esa ciudad.

La Procuraduría estatal tomó conocimiento de los hechos y trasladó los cuerpos a las instalaciones del Servicio Médico Forense donde iniciaron las primeras diligencias.

Por las características del crimen, el gobierno del estado solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que atrajera las investigaciones para dar con el paradero de los responsables, aunque la dependencia federal anunció que iniciará un acta y sólo coadyuvará.

Autoridades de la dependencia indicaron que se integró la indagatoria AP/PGR/35/FEADLE/2012, a partir de la que se designó a un equipo de 10 expertos, encabezados por un director de investigación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, que viajaron a la entidad.

La fiscal para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Laura Angelina Borbolla Moreno, expresó su indignación por lo acontecido en Veracruz e informó que la instancia a su cargo dará, “sin apatía”, seguimiento a los casos.

Horas más tarde se identificó a Gabriel Huge, quien laboró durante años en el periódico Notiver y se auto exilió el año pasado tras el asesinato de su compañera reportera Yolanda Ordaz de la Cruz, ocurrido el 26 de julio de 2011.

Huge regresó a la ciudad en enero y comenzó a realizar trabajos de fotografía de manera independiente para organizaciones y medios de comunicación. Incluso se detectó su desaparición porque sus compañeros lo buscaron para que cubriera un accidente y no lograron ubicarlo.

Luna, cuyo cuerpo estaba en el canal de aguas negras, laboró unos meses en Notiver y actualmente trabajaba en la agencia Veracruznews.

Becerra fue identificada como la persona que “mantenía una relación sentimental con Guillermo Luna” y de acuerdo con versiones de sus conocidos laboró en el área de publicidad del periódico de El Dictamen.

También fue identificado Esteban Rodríguez, quien trabajó como reportero y fotógrafo del Diario AZ, de donde —según la Procuraduría— renunció en agosto de 2011 y actualmente “trabajaba en un taller mecánico como soldador”. Versiones de sus compañeros señalan que Esteban decidió ausentarse del estado luego del asesinato de periodistas de Notiver y cuando regresó se separó de los medios de comunicación y consiguió trabajo en un taller.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos deploró el crimen e inició de oficio una investigación por la muerte de los fotoperiodistas Luna y Huge. Detalló que el Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles radicó de 2005 a la fecha, 580 expedientes de queja. Se tiene el reporte de 79 homicidios y 14 desapariciones de comunicadores, así como 26 atentados a medios.

Organizaciones no gubernamentales advirtieron que el asesinato de los comunicadores sólo habla de que en México hay negligencia de las autoridades, al permitir la violencia hacia la prensa y dejar de resolver los casos. El Comité para la Protección de los Periodistas también condenó los homicidios.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD