aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Muñecas confeccionadas por otomíes traspasan fronteras

Estas artesanías son consideradas de colección en Sudamérica por estar elaboradas a mano
Muñecas confeccionadas por otomíes traspasan fronteras

COMERCIO. La microempresa Casa de Madera exporta a varios países sudamericanos y le vende al gobierno del estado. (Foto: )

Martes 22 de marzo de 2011 Juan José Arreola / Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

QUERÉTARO

 

 

 

Como otras mujeres otomíes de Amealco, Genoveva Pérez Pascual sobrevivía con la venta de muñecas de trapo que ella fabricaba a mano.

Hace seis años, junto con otras 34 mujeres, decidió conformar una agrupación para capacitarse, elaborar en mejores condiciones sus muñecas y poder comercializarlas. Hoy, Casa de Madera —nombre de la microempresa que crearon— exporta sus artesanías a varios países sudamericanos y le vende, por pedido, al gobierno del estado de Querétaro.

Genoveva, quien con motivo del Día Internacional de la Mujer fue reconocida junto con otras cinco amealcenses por el gobierno municipal por ser mujeres emprendedoras y exitosas, representó a México en una exposición internacional en Santiago de Chile en 2010.

Ahí logró concretar sus primeros contratos comerciales en el exterior. Primero en Chile y posteriormente en Venezuela.

Las muñecas que elaboran mujeres y hombres ñhäñhü tienen la característica de que tanto la configuración de las figuras como el atuendo de las mismas, que es bordado con símbolos de este grupo cultural, son confeccionados a mano

El contrato de producción y venta de las muñecas establece el envío a Chile de 50 piezas al mes. Al gobierno de Querétaro y al de otras entidades se vende mayor cantidad de muñecas.

En Sudamérica son consideradas de colección, debido a que son elaboradas a mano.

El acuerdo comercial con el gobierno del estado establece que estas muñecas, que se han convertido en el símbolo de la cultura ñhäñhü queretana, sean obsequiadas como recuerdos a los visitantes o invitados oficiales de la administración local.

Casa de Madera se ubica en la comunidad de San Ildefonso Tultepec, en el municipio queretano de Amealco de Bonfil y a unos 100 kilómetros al sur de la capital del estado.

En esa zona, conformada por Amealco y los municipios mexiquenses de Acambay, Aculco y Temascalcingo, habitan alrededor de 100 mil indígenas mazahua-otomí, quienes están rodeados por los corredores industriales de San Juan del Río-Querétaro y el de Atlacomulco-Toluca.

Este grupo de productoras ha sido respaldado por la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que en 2005 les otorgó un financiamiento por 85 mil pesos para capacitación y maquinaria.

El alcalde de Amealco de Bonfil, Rosendo Anaya Aguilar, encabezó la entrega de reconocimientos a media docena de mujeres de este municipio. Además de Genoveva Pérez, fueron reconocidas Rosario González García, Josefina Mondragón Miranda, Estela Álvarez Becerril, Araceli García Flores y Guadalupe Ruiz Rubio.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD