aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Zacatecanos exigen paz ante creciente violencia

En los últimos dos años, el crimen rebasó al medio rural y se ubicó en las ciudades
Zacatecanos exigen paz ante creciente violencia

RESISTENCIA. La mayoría de los participantes portaron pancartas con leyendas como: “Por nuestros hijos queremos seguridad y paz” y “Queremos un futuro” . (Foto: CORTESÍA: GUILLERMO MORENO VALTIERRA )

Lunes 07 de febrero de 2011 Irma Mejía/ Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

ZACATECAS

El coraje sucumbió al miedo que ocasionan las balaceras y el hallazgo de cuerpos, hechos que antes sólo ocurrían en regiones rurales del estado, pero cuyo registro en plena zona metropolitana de Zacatecas dejó de manifiesto que “la guerra por el territorio” también se desarrolla dentro de las ciudades.

A dos años de la primera sublevación por la presencia del crimen organizado en el pueblo de Villanueva —con el bloqueo de carreteras—, esta misma razón ha motivado un nuevo movimiento colectivo, ahora gestado desde las redes sociales y que una vez organizado convoca a manifestaciones para exigir la paz en la entidad.

Sergio Octavio Contreras, investigador en comunicación de la Universidad La Salle y miembro del Grupo de Investigación de Comunicación de Zacatecas (GIC), deja en claro que este movimiento ciudadano se ha creado por un miedo colectivo que no es generado ni culpa de las redes sociales, sino de un hecho delictivo ocurrido el 1 de febrero que trastocó a la sociedad civil, al sentirse rehén de los enfrentamientos y narcobloqueos.

Incluso, dice que en las redes sociales, vecinos en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe evidenciaron en Facebook y Twitter que los grupos delictivos pusieron en jaque a la autoridad. Considera que al no ver reacción inmediata ante los dos civiles heridos —uno de ellos menor de edad que perdió el brazo—, un policía caído y cinco lesionados, además de un delincuente muerto, se provocó un sentimiento de orfandad por el vacío de información y la alerta que desembocó en sicosis.

Punto crítico

Desde hace tres años, el diagnóstico de las autoridades estatales, federales y militares es que Zacatecas se volvió un punto crítico por su conectividad terrestre con el norte del país, pues colinda con Aguascalientes, Jalisco, Durango, Coahuila y San Luis Potosí, donde operan grupos delictivos.

A principios de este año —a cuatro meses de iniciado el actual gobierno que encabeza Miguel Alonso Reyes—, el general Jesús Pinto, secretario de Seguridad Pública, reconoció que en el primer análisis se había detectado sólo la presencia de “un grupo fuerte” conocido como Los Zetas.

Sin embargo, un mes después, el procurador estatal, Arturo Nahle García, consideró que la nueva ola de violencia, principalmente en la región sur colindante con Jalisco y Aguascalientes, con los diversos ataques a las corporaciones policiacas, levantones de elementos y presencia de narcomantas, se confirmaba la entrada a la entidad de otros cárteles o grupos delictivos por la disputa de esta plaza.

No descartó que el enfrentamiento en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe, donde un comando atacó a elementos policiacos —cerca de la casa del gobernador—, así como balaceras en el municipio de Fresnillo, fueran producto de esta pugna que se avizora en la entidad.

Sublevación rural

En 2009, a principios de enero, un maestro jubilado y prestamista fue secuestrado y liberado tras su rescate, pero el plagio de más familiares y de otros habitantes indignó al pueblo de Villanueva y optaron por bloquear la carretera federal 54 que conduce al estado de Jalisco, para exigir la presencia del Ejército por la desconfianza en las corporaciones policiacas.

En un escrito público dirigido en aquel entonces al gobierno de Amalia García, los pobladores alertaban que Villanueva vivía en la zozobra porque “50 delincuentes mantienen cautivo a todo un pueblo”.

Sin embargo, la sicosis se apoderó del lugar, el 2 de febrero de ese año, cuando un comando ejecutó afuera de su domicilio al jefe policiaco municipal, Rómulo Madrid Olave, ex militar de 41 años de edad, al considerar que parecía un desafío al Ejército o un mensaje al pueblo que protestó.

En diciembre de 2010, Zacatecas nuevamente se colocó en el escenario público por el caso de la desaparición de ocho cazadores guanajuatenses detenidos por policías del municipio de Joaquín Amaro, quienes los entregaron a un comando.

Este hecho es conocido por la declaración de dos testigos, uno de 15 años al que el grupo delictivo lo dejó en libertad, así como de un cazador de nombre Antonio Olivares, El Tongas, quien logró escapar de sus captores cuando al parecer los pretendían ejecutar. A la fecha hay siete policías detenidos y cuatro ya han sido reconocidos por El Tongas. Derivado de esto y los otros hechos delictivos, la zona sur de Zacatecas se ha vuelto un foco rojo y ahora la zona urbana.

Centinelas urbanos

El investigador Sergio Octavio Contreras destaca la importancia de las redes sociales para manifestar un rechazo a la inseguridad y recomienda a la autoridad no minimizarla, ya que puede tener un poder real de organización, ya que Zacatecas es el cuarto estado que presenta este tipo de fuerza cibernauta, como Tamaulipas y Morelos.

Aclara que esta reacción surgió debido a que el día de los enfrentamientos en la zona conurbada, la autoridad se vio rebasada en alertar e informar y en cuestión de minutos la información fluía por Facebook, Twitter y la telefonía móvil que no sólo informó en lo local, sino regional con otros estados e internacional al advertir a los migrantes radicados en Estados Unidos.

Horas más tarde, surge abiertamente un grupo denominado Ciudadanos vigilando Zacatecas, que a la fecha suma más de 2 mil 300 miembros, quienes no sólo fungen como centinelas, sino que ahora se organizan para la realización de movilizaciones.

El especialista trata de explicar la importancia en este suceso de las redes sociales, pues con base en un estudio que realizó dentro del Grupo de Investigación de Comunicación de Zacatecas (GIC), en el estado se tiene una población total con internet de 248 mil 920 personas, principalmente en Facebook y Twitter con un total de 54 mil 762 usuarios.

El mayor número de ciudadanos con internet se concentra en las zonas urbanas de Zacatecas y Guadalupe con 55 mil 392 personas, con un total de internautas en estos dos municipio de más de 56 mil si se suma lo rural.

Es decir, en ambos municipios 20% de la población está dentro de las redes sociales con 10 mil 138 usuarios de Facebook y mil 126 en Twitter.

Precisa que la estimación de estos datos es con fuente en los hábitos de los usuarios de internet en México en la encuesta AMIPCI (2007 y 2009), así como del Censo Nacional de Población 2005 y 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sergio Octavio Contreras insiste en la importancia de las redes sociales en esta zona, porque fue el medio por el cual se comunicaban debido a que muchos civiles quedaron varados o fueron amedrentados por los grupos de la delincuencia organizada que desquiciaron la zona conurbada.

El especialista en comunicación destaca que aquí surgieron relatos y fotos de gran importancia de cómo ocurrieron los hechos el día del enfrentamiento que después ante el vacío de información se generó una sicosis que repercutió con un virtual toque de queda y un ausentismo laboral y educativo, al refugiarse en sus casas.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD