aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Estrangula a Tula la contaminación

Reportan casos de cáncer y problemas gastrointestinales
Martes 28 de abril de 2009 Dinorath MotaCorresponsal | El Universal
Comenta la Nota

PACHUCA, Hgo.— Considerada la zona más contaminada del país, el corredor industrial de Tula se prepara para recibir una nueva y moderna refinería petrolera, que los grupos ecologistas prevén que sea acompañada de “tecnología verde” para que contribuya a recuperar la calidad del aire y del medio ambiente.

En Tula, ubicada 80 kilómetros al noroeste de la ciudad de México, se produce 65 veces más contaminantes que los que generan de manera conjunta Naucalpan, Tlalnepantla, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tultitlán, Coacalco y Huehuetoca, según reveló la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México.

De acuerdo con estudios de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el corredor industrial de Tula genera 99.55% de las emisiones contaminantes del estado de Hidalgo, al producir al año 681 millones 892 mil 194 toneladas métricas de 104 sustancias tóxicas.

El estudio, difundido en 2004 por el Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes, de la Semarnat, indicó que en todo el estado se generaban 684 millones 964 mil 413 toneladas de sustancias tóxicas que afectaban tierra, aire y agua.

El presidente de la Asociación México sin Contaminación, Enrique Padilla, aseguró que el deterioro ambiental en la región se traduce en muerte por cáncer, problemas gastrointestinales y afecciones en vías respiratorias en muchos de los habitantes.

La razón de ello es la operación de empresas de alto impacto ambiental, y que están consideradas como las más contaminantes a nivel mundial, entre ellas la refinería Miguel Hidalgo, la termoeléctrica Francisco Pérez Ríos y la cementera cooperativa Cruz Azul.

Según Padilla, la termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) expulsa 6 millones 129 mil 92 toneladas de dióxido de carbono al año; la cementera, 990 mil 494 toneladas de contaminantes varios, además de 461 kilogramos de plomo y 141 kilos de mercurio. Por su parte, la refinería arroja 3 mil 312 toneladas dióxido de carbono, y su filial Petroquímica Básica 44 mil 400 toneladas de dióxido de carbono, 455 kilos de cianuro, 455 de níquel y 113 de plomo.

La refinería y la termoeléctrica emiten 33 veces más dióxido de azufre (SO2) que todo el Valle de México. Ambas plantas están señaladas como las más contaminantes del país, y la generadora de electricidad ocupa el segundo lugar entre las 500 empresas emisoras de SO2 que operan en México, Canadá y Estados Unidos.

La refinería de Tula, en cambio, es la principal contaminante de las seis que tiene Pemex en el país, con 30% de las emisiones totales de la petrolera.

Tecnología limpia

El gobernador de Hidalgo, el priísta Miguel Ángel Osorio Chong, adelantó que con la instalación de la nueva refinería con tecnología de punta se contribuirá a limpiar la zona del deterioro ambiental; dijo que su gobierno no permitiría una inversión que dañe la salud de los hidalguenses.

Insistió en que la tecnología de última generación que se utilizará en la operación de la nueva refinería, no sólo evitará la emisión de contaminantes, sino que podrá reutilizar residuos de combustibles como el coque.

En ello coincidió el presidente de la organización México sin Contaminación, quien opinó que con la llegada de la refinería está la posibilidad de que el gobierno ponga en marcha una secretaría del medio ambiente. “Nosotros no nos oponemos a que llegue la refinería, pero que haya instituciones, como una secretaría en la materia, que garanticen la salud de los pobladores”, manifestó Padilla.

El diputado federal con licencia por la región de Tula, Fernando Moctezuma (PRI), señaló que “la tecnología verde que tendrá esta refinería permitirá que las torres de enfriamiento, las calderas y la quema de combustible sean más controladas, y con ello mejorar las expectativas de seguridad para los pobladores”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD