aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Zozobra tras balacera en carrera de caballos

Enfrentamientos entre rivales dejan 3 muertos. Policías renuncian por miedo
Martes 03 de febrero de 2009 Redacción | El Universal
Comenta la Nota

EL TERRERO, NAMIQUIPA, Chih.— En este serrano municipio, caracterizado por fuerte presencia del narcotráfico, varias comunidades se convirtieron en “pueblos fantasma”. Sus habitantes se apresuraron a salir, temerosos de más balaceras entre bandas rivales.

Al atardecer del domingo, unos 40 encapuchados armados con rifles de alto poder dispararon contra unas 300 personas, incluidas mujeres y niños, que presenciaban una carrera “parejera” de caballos en El Terrero, 10 kilómetros al sur de Namiquipa, la cabecera municipal, con saldo de tres muertos y tres heridos.

El ataque se produjo en la pista de carreras Los Pinos, a cuatro kilómetros de El Terrero, 180 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chihuahua, donde las autoridades han admitido la presencia de bandas de narcotraficantes que se desplazan amparados por la accidentada geografía de la región aledaña a la Sierra Madre Occidental.

El ataque inicial generó una balacera entre bandas rivales, por lo que decenas de personas corrían para evitar los disparos, muchas de ellas mujeres y niños.

Según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), además de los tres muertos, hay tres policías heridos. Pero informes de habitantes del poblado apuntan a que por lo menos fueron siete lesionados y cuatro levantados. Confirmó que los atacantes llegaron en cuatro camionetas de reciente modelo y abrieron fuego y mataron a Ariel Ever Nevárez Olivas y Reydesel Nevárez Flores, sus objetivos, quienes estaban entre los asistentes a la competencia equina.

Pistoleros de los agredidos repelieron el ataque con armas largas. Elementos de la Policía Municipal intentaron intervenir pero fueron superados y tres de ellos heridos: Daniel Quintana, Gonzalo García y Benito Ornelas, internados en una clínica rural —custodiada por el Ejército. Se les reporta estables.

El enfrentamiento inició como a las 17:00 horas y se prolongó unos 20 minutos, aunque después se escucharon balaceras aisladas en brechas de la región donde fue encontrado muerto Manuel Cuauhtémoc Antillón Pérez. Pobladores dijeron que cerca de la media noche aún se escuchaban detonaciones. En Benito Juárez, a 38 kilómetros de distancia, las bandas rivales continuaron la persecución.

Pánico de policías y pobladores

Tras el ataque, los agentes municipales abandonaron sus puestos, con todo y patrullas. Ayer ninguno acudió a trabajar a la Comandancia Seccional, cuyas oficinas quedaron abiertas y una televisión del dormitorio permanecía encendida.

Las calles de El Terrero lucían semivacías. La poca gente que salió de su casas caminaba de prisa y los negocios tuvieron poca clientela. Residentes relataron que después de la primera balacera uno de los grupos rivales instaló dos “retenes” a la salida rumbo a Chihuahua y otro entre la pista de carreras y la entrada a El Terrero, donde detenían a los vehículos para inspeccionarlos y en donde aseguran levantaron a cuatro hombres, además de golpear a varios.

Narraron que una camioneta que no se detuvo fue rafagueada y sus conductores severamente pateados, tras impactarse contra un árbol.

La Procuraduría informó en un comunicado que expertos de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen se encargaron de levantar evidencia balística y del decomiso de 17 vehículos abandonados en la pista de carreras y otros dos en una brecha que comunica con el aledaño poblado de El Molino.

Abandonan casas y tierras

Según pobladores, ésta no es la primera vez que se registran ataques o enfrentamientos en ese lugar de carreras. Aseguran que los policías no intervienen por temor o por estar involucrados con los narcotraficantes.

La balacera del domingo atemorizó a los pobladores de El Terrero y de otras comunidades aledañas, donde las familias, en su mayoría dedicadas a la agricultura y ganadería, han optado por huir y abandonar casas, tierras y ganado, ante la posibilidad de que se den nuevo enfrentamientos.

La comandancia de la Policía de El Terrero estaba abandonada y en el exterior se encontraban tres patrullas que mostraban los impactos de bala. Trascendió que seis de los 14 policías del lugar renunciaron por miedo.

El Terrero es uno de los poblados más importantes del municipio agrícola de Namiquipa y es “conocido” por el vasto cultivo de mariguana y amapola en su zona serrana. (Con información de Luis Carlos Cano)

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD