aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Molesta a Emilio recomendación por mentada

Ombudsman pide al Congreso local fijar sanción
Jueves 12 de junio de 2008 Ulises Zamarroni Martínez | El Universal

GUADALAJARA, Jal.— “¡Ya, ya, ya!, yo no necesito que alguien me diga cuándo hago algo mal, ¡ya!”, respondió el mandatario jalisciense, Emilio González Márquez, respecto a la recomendación que le hizo la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) por proferir insultos en una cena.

En respuesta a 403 quejas interpuestas a consecuencia de la mentada de madre que el gobernador Emilio González Márquez lanzó a sus detractores durante una cena de beneficencia hace casi dos meses, la CEDHJ le recomendó ayer que se disculpe por escrito y pidió al Congreso del estado determinar su responsabilidad administrativa.

Sin aceptar o rechazar la recomendación 14/08 del organismo, el gobernador panista respondió que reconoce sus errores y que no necesita que le digan cuándo hace algo malo.

“Yo reconozco mis errores, los reconocí en su momento, tengo la valentía para reconocer errores y para corregirlos. Y en su momento tuve la humildad para pedir la disculpa, ya lo hice, ¡ya, ya, ya! Yo no necesito que nadie me diga cuándo hago algo mal, ¡ya!”, dijo tajante en entrevista al concluir un evento en el municipio de Tonalá, minutos después de que la CEDHJ emitió la resolución.

La noche del 23 de abril, en el centro de exposiciones Expo Guadalajara, tuvo lugar un evento de beneficencia denominado Banquete del Hambre, organizado por el Banco Diocesano de Alimentos, al que asistieron empresarios, políticos y representantes de la Iglesia católica

Al lugar, Emilio González llegó con notable aliento alcohólico; minutos después, en su discurso, se refirió así a quienes critican los 90 millones de pesos que el gobierno estatal comprometió para la construcción de un santuario católico: “Digan lo que quieran, perdón señor cardenal (Juan Sandoval Íñiguez), chinguen a su madre”.

Días después, vía internet y en las instalaciones de la CEDHJ, iniciaban a acumularse las quejas. Este miércoles, el presidente de la CEDH, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, concluyó que el mandatario cometió ejercicio indebido de la función pública y discriminación, al violar la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Jalisco y el Reglamento de Policía y Buen Gobierno de Guadalajara, además de tratados internacionales.



PUBLICIDAD