aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Faltan hombres en Zacatecas; hay 4 por cada 10 mujeres

El problema de migrantes hacia EU da la pauta para profundizar en la problemática social que hace del estado no sólo un lugar de mujeres solas y madres solteras, sino que se relaciona con el aumento de divorcios o de casos de adulterio, ya que varias damas comparten al mismo hombre
Lunes 19 de noviembre de 2007 IRMA MEJÍA / CORRESPONSAL | El Universal

ZACATECAS, Zac.—- La migración en Zacatecas genera crisis sociales que no se analizan. Tal es el caso del déficit de hombres en municipios donde el éxodo es intenso, como en Nochistlán, al sur del estado, en los límites con Jalisco, donde se estima que por cada 100 mujeres sólo hay 40 hombres.

En un análisis sobre la situación de los jóvenes y los efectos de la migración, Miguel Moctezuma Longoria, investigador del programa de doctorado de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, indicó que ese fenómeno se genera porque en el país hay una economía desarticulada, que genera la migración hacia Estados Unidos.

Sin embargo, advirtió que sólo se da realce al envío de remesas familiares, que de acuerdo con datos del Banco Nacional de México, en promedio equivale a 351 dólares per cápita.

Según el experto, también se deben analizar los estragos sociales, “porque resulta que tenemos pueblos de mujeres solas, un crecimiento de madres solteras en los últimos años y dificultad de los jóvenes para encontrar pareja”.

De acuerdo el Censo de Población y Vivienda de 2000 y 2005, en Zacatecas, la población de jóvenes entre 12 y 29 años se redujo entre 30% y 34%.

En 2000, la población juvenil era de 469 mil habitantes y para 2005 se desplomó a 451 mil; a pesar de que ésta no es una reducción drástica, resulta alarmante, porque hay municipios que sólo registran decrementos que al paso de los años se traducen en pueblos fantasmas o bien, donde sólo quedan hogares con jefas de familia y mujeres solas, agregó.

En general, el índice equivale a 91 hombres por cada 100 mujeres, pero el investigador precisó que a la hora de separar a la entidad en regiones, la situación es crítica en los municipios de grandes flujos migratorios.

Parecen simples cifras, manifestó, pero son un real termómetro lo que nos revelan los censos de 1995 a 2000, lapso en el que se reflejó que en más de 34 municipios se registra un despoblamiento que se recrudeció en 2005, al aumentar el fenómeno 42% en los 58 municipios del estado, debido a que las tasas de crecimiento demográfico anual son igual o inferiores a cero.

Por tanto, Moctezuma consideró que se trata de un “desastre demográfico descomunal”, que afecta al menos cinco municipios: Teúl de González Ortega, Apozol, El Plateado, Moyahua y Huanusco, todos ellos en zonas de migración histórica al sur del estado.

En la región del semidesierto, la migración más intensa se registra en los municipios de Atolinga, Florencia de Benito Juárez, Chalchihuites, Mazapil, Mezquital del Oro, Nochistlán, Tepechitlan, Tepetongo y Villanueva.

Nuevas formas de noviazgo

La única región que se escapa del despoblamiento es el centro del estado, donde el crecimiento de la población se origina por el éxodo rural hacia las ciudades de Zacatecas, Fresnillo y Guadalupe.

Según Moctezuma, la migración hacia el norte es una cultura que se identifica con la osadía de los jóvenes, ya que muchos se van solteros y regresan a Zacatecas a contraer nupcias con las mujeres de su pueblo entre diciembre y enero, o en las fiestas patronales.

También, el avance tecnológico está modificando las formas de noviazgo entre los jóvenes zacatecanos, ya que comienza a ser común que tengan una relación de pareja a través de llamadas telefónicas o vía Internet.

Sin embargo, el problema social es el mismo, porque desencadena en un profundo desgarramiento con la separación de las parejas, lo que luego acarrea dificultades en los procesos de construcción de la identidad de los hijos, pues la ausencia del cónyuge es un precio que se tiene que pagar.

El investigador afirmó que aunque el índice entre los jóvenes muestra un déficit permanente de varones, éste se compensa permanentemente con el retorno de éstos en busca de pareja; de no ser así, dice, esta situación configuraría en un problema social irresoluble.

Según el investigador, el problema da la pauta para profundizar más en la problemática social que hace de Zacatecas no sólo un lugar de mujeres solas y de madres solteras, sino que también se relaciona con el aumento de divorcios o de casos de adulterio, debido a que varias mujeres tienen que compartir el mismo hombre.



PUBLICIDAD