aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En Tabasco temen ‘ola’ de saqueos y violencia

El secretario de Gobierno de Tabasco, Humberto Mayans Canabal, advirtió ante el presidente Felipe Calderón el riesgo de inestabilidad social en el estado
Sábado 03 de noviembre de 2007 Roberto Barboza y Sergio Javier Jiménez | El Universal

estados@eluniversal.com.mx

sergio.jimenez@eluniversal.com.mx

VILLAHERMOSA, Tab.— El secretario de Gobierno de Tabasco, Humberto Mayans Canabal, advirtió ante el presidente Felipe Calderón el riesgo de inestabilidad social en el estado y de que se registren actos de saqueo en los almacenes debido a la falta de alimentos y agua para la población.

“Las compras de pánico, se han desatado. La mayoría de las grandes tiendas tienen desabasto o no operan porque sus empleados forman parte de los damnificados o porque los propios almacenes están bajo el agua”, dijo el funcionario.

Mayans Canabal aseguró que sólo en Villahermosa hay 100 mil personas deambulando por la ciudad sin un lugar dónde quedarse. “El daño que sufrieron y las condiciones de vida actuales en las calles de la ciudad, implica un altísimo riesgo para la estabilidad social del estado”, añadió.

El secretario de Gobierno solicitó al presidente Calderón autorizar el desplazamiento del Ejército para resguardar los centros comerciales que aún operan y mantener el orden ante la posibilidad de actos de pillaje.

En respuesta, el presidente Calderón delegó “las facultades que se requieran” a los secretarios de Defensa Nacional, general Guillermo Galván, y de Marina, almirante Mariano Francisco Saynez, para evitar actos de “saqueo y pillaje”.

Calderón también pidió a los tabasqueños acatar las órdenes de las autoridades civiles y militares, y sumarse en un esfuerzo conjunto para enfrentar la emergencia. Durante una reunión de evaluación efectuada en Villahermosa, el presidente Calderón también pidió a los tabasqueños a mantener la calma. “Les pido que no pierda la calma, sé que son momentos de angustia, pero es vital que se mantenga la calma y se acaten las órdenes”, añadió.

Además, aseguró que “cueste lo que cueste” Tabasco será reconstruido y debido a la gravedad de las inundaciones que causaron al menos un millón de damnificados.

Según información obtenida por EL UNIVERSAL, de manera previa a la reunión de evaluación, se analizó la posibilidad de aplicar el toque de queda en la ciudad a fin de evitar robos, pero se desechó la propuesta al concluirse que es más peligroso obligar a la gente a quedarse en sus viviendas cuando el nivel del agua no ha descendido y ante el pronóstico de que haya más lluvias.

El presidente Calderón también solicitó el apoyo de las líneas aéreas privadas para establecer, en coordinación con las fuerzas armadas, un puente aéreo entre el Distrito Federal y las principales ciudades del país para surtir a Tabasco de alimentos, agua, medicamentos y todo lo requeridos en la emergencia.

“Que ese puente aéreo no sólo disponga de las aeronaves de la Fuerza Aérea que en su totalidad ya están atendiendo las necesidades, sino que recurra a las aerolíneas, a su solidaridad, a su apoyo y a su obligación de auxilio para que se pueda establecer un puente entre las principales ciudades del país y Villahermosa”, dijo.

Luego de conocer las conclusiones de la reunión de evaluación, el titular del Ejecutivo consideró, incluso, la posibilidad de que los habitantes que tengan familiares en otros estados, abandonen la ciudad hasta que se normalice la situación. “Así, a su vez, puedan también salir de la ciudad quienes puedan viajar con familiares en otras partes de la República”, agregó Calderón Hinojosa.



PUBLICIDAD