aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Divorcios ´exprés´ de NL atraen atención del país

Un nuevo mecanismo judicial que permite acelerar los trámites de divorcio voluntario mediante juicios orales, atrajo la atención hacia el estado de Nuevo León de las parejas dispares del país y en una semana se acumularon 200 demandas
Sábado 17 de febrero de 2007 Juan Cedillo | El Universal

MONTERREY, NL.- Un nuevo mecanismo judicial que permite acelerar los trámites de divorcio voluntario mediante juicios orales, atrajo la atención hacia el estado de Nuevo León de las parejas dispares del país y en una semana se acumularon 200 demandas, cifra casi similar a la que en condiciones normales se acumulaban en un mes en los juzgados familiares.

El sistema, que incluye avances tecnológicos como el de entregar a los involucrados un DVD con toda la historia de proceso de separación, también llevó a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) a cambiar su programa de estudios en derecho procesal para incluir la materia de "destreza de la litigación oral".

"Se han recibido muchas llamadas de distintas partes del país preguntando si se pueden divorciar en Nuevo León", aseguró la juez de lo familiar María Guadalupe Balderas Alanís, la primera en concretar la primera separación legal voluntaria en México, de los tres que se han efectuado en lo que va del mes mediante el procedimiento oral. Todo el proceso se efectuó en sólo 10 días, mientras que por el antiguo sistema se tarda de tres a seis meses.

De manera inicial, los juicios orales se establecieron en Nuevo León en el ramo penal en noviembre de 2004, y el pasado 1 de febrero se amplió el mecanismo a la justicia familiar con la instalación de 11 juzgados -ocho familiares y tres civiles- para procesar casos de divorcio voluntario, asistencia alimentaria, arrendamientos y contratos de convivencia.

"Los principales argumentos para que la iniciativa de ley fuera aprobada por los diputados, es que con los juicios orales la justicia es más expedita y transparente", dijo la juez Balderas Alanís al indicar que los divorcios voluntarios se caracterizan por que las parejas llevan años separados y desean regularizar su situación.

Según cifras del Registro Civil, en 2005 hubo en Nuevo León 28 mil 342 matrimonios y poco más de 9 mil 100 solicitudes de divorcio, lo que colocó al estado en el lugar 11 a nivel nacional. En la entidad por cada 100 matrimonios hay en promedio 15.2 divorcios, mientras que en el país esa relación es de 11.8 por cada 100.

En promedio, los juzgados familiares del estado reciben unas 250 demandas al mes y según la juez la mayoría de ellas no se concretan, entre otras causas, por lo largo del proceso.

Cuando los recién divorciados abandonan la sala de audiencias de juicios orales se llevan una copia en DVD de lo grabado durante todo el proceso por siete cámaras de video de alta resolución que registran lo que sucede en el recinto, a la manera de las cortes de Estados Unidos.

Diligencia con apoyo tecnológico

El escenario -montado en un sala de 40 metros cuadrados- incluye un escritorio con micrófono y cómodo sillón para el juez, con su respectivo mazo, y junto un secretario con su computadora. Al frente, una mesa con micrófonos para los fiscales y otro más para la defensa y, atrás, separada por una valla de madera, la zona para el público.

Según el abogado Roberto Benavides González, catedrático de la Universidad Pedagógica Nacional, el principal problema de incluir el sistema en la justicia mexicana es cultural, porque mientras el derecho sajón se basa en la palabra, la tradición latina exige expedientes escritos. "Papelito habla", añadió.

Críticos del juicio oral consideran que en ese sistema un proceso se puede ganar con solo "la mejor actuación" y se corre el riesgo de que los abogados sean "actores dramáticos" que tuerzan o enfaticen argumentos para inclinar la balanza de la justicia, añadió Benavides.

Cambios en planes de estudio

La implementación de los juicios orales también obligó a cambiar los planes de estudio en derecho procesal para incluir la materia de "destreza de la litigación oral", dijo Julio César Martínez Garza, coordinador del Centro de Juicios Orales de la Facultad de Derecho de la UANL.

El cambio incluyó la instalación de una sala en la facultad para que los estudiantes realicen simulacros de juicios con la asesoría de 40 maestros que recibieron capacitación de especialistas chilenos, peruanos, argentinos y de otros países que usan el sistema, dijo Martínez Garza.

Ahora, el Ministerios Públicos de Chihuahua, Nuevo León y de otros estados del país han solicitado a la facultad que les impartan diplomados en destreza de la litigación oral. "En la facultad se ha realizado un sinnúmero de simulacros de juicios orales con la aplicación de las técnicas recibidas, además de que se han enviado al extranjero a varios catedráticos para su capacitación", dijo Martínez Garza.



PUBLICIDAD