aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Miles de feligreses veneran al Santo Niño de la Mezclita

Su celebración opaca la festividad del Día de Reyes en Jalpan de Serra
Lunes 08 de enero de 2007 Juan José Arreola | El Universal

JALPAN DE SERRA, Qro.- Juventina Barrera tiene 83 años. Los últimos nueve, cada diciembre, camina 39 kilómetros en una sola noche, desde Pinal de Amoles hasta Jalpan de Serra y por la agreste Sierra Gorda queretana, con la única finalidad de poderse postrar ante la imagen del Santo Niño de la Mezclita.

Como ella, cerca de 30 mil habitantes de la zona serrana que comparten los estados de Querétaro y Guanajuato, caminan desde sus comunidades y municipios para llegar hasta la parroquia de Santiago Apóstol, en Jalpan de Serra, en donde se encuentra la imagen de este niño milagroso.

Es el santo de los serranos, dicen acá, en Jalpan de Serra, cuya veneración regularmente "opaca" la festividad de los Reyes Magos, pues la fiesta son los días 5, 6 y 7 de enero, aunque las peregrinaciones inician desde el 28 de diciembre.

El 5 de enero comenzó la celebración con una misa para los fieles que llegaron desde la noche anterior. Alrededor de las 10:30 de la mañana, arribaron los peregrinos de la parroquia de San Miguel de Palmas del municipio de Peñamiller y los ciclistas de Landa de Matamoros. Poco más tarde, se hicieron presentes los fieles de San Pedro Escanela y Pinal de Amoles.

Y así fue todo el día, pues por la tarde entraron a la parroquia las procesiones de Xichú, Santa Catarina y Victoria, del vecino estado de Guanajuato, seguidas de la gente queretana.

Juventina Barrera, acompañada de su amiga Candelaria Ángeles, llegó a la parroquia de Santiago Apóstol cerca de las 11 de la mañana. Dice que desde hace nueve años viene para ver al Santo Niño de la Mezclita, de quien asegura, obtuvo el milagro de haberle sanado de la diabetes. Y en agradecimiento es que viene a verlo cada año desde que recuperó su salud.

Juventina y su amiga se habían rezagado del contingente de peregrinos que partió de Pinal de Amoles, y aun cuando camina lento, asegura que no está cansada porque el Santo Niño las acompaña.

Fervor serrano

Es la costumbre que así como llegan los peregrinos a la parroquia, así también forman una larga fila durante toda la noche, ya sea para orar frente a la imagen venerada, para pedirle o para agradecerle un milagro.

En punto de las cinco de la mañana del 6 de enero e independientemente de que la fila continuaba, repicaron las campanas y se lanzaron varios cohetones al aire para brindarle Las mañanitas al ritmo de una banda de vientos.

A las 11 de la mañana, se llevó a cabo una misa concelebrada presidida por el obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, seguida de la celebración de bautizos.

Por la tarde del sábado se realizó una procesión por las calles de Jalpan de Serra, con la imagen del Santo Niño hasta llegar a la parroquia en donde se depositó la imagen en su nicho, en el que permanecerá hasta el próximo año.

Ésta que se ha convertido en la fiesta religiosa más importante de los pobladores de la Sierra Gorda de Querétaro y la Sierra de Guanajuato, congregó en esta ocasión a unas 30 mil personas que llegan con la esperanza de aliviar sus males, con la fe en el Santo Niño de la Mezclita, esperando que al regreso a casa ya les haya hecho el milagro.



PUBLICIDAD