aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Atacan con granadas al diario Por Esto en Yucatán

Estallido deja tres empleados lesionados y daños materiales
Sábado 02 de septiembre de 2006 Yazmín Rodríguez Galaz y Silvia Otero | El Universal

MERIDA, Yuc.- Las oficinas del periódico regional Por Esto fueron atacadas en horas de la mañana del viernes por cuatro desconocidos, que desde una camioneta arrojaron dos granadas, aunque sólo una de ellas estalló en la recepción del diario, causando lesiones a tres empleados, entre ellos un guardia de seguridad, así como destrozos de vidrios y daños al mobiliario.

El subdirector del rotativo, Miguel Menéndez Cámara, denunció que el ataque fue obra de las "redes de la delincuencia y el crimen organizado" que son "encubiertas" por autoridades estatales y federales.

El ataque es el segundo en 10 días en contra de las instalaciones de Por Esto, luego de que el miércoles 23 de agosto pasado fueron lanzadas dos granadas de fragmentación contra las oficinas del diario en Cancún, Quintana Roo, causando daños sin víctimas.

El ataque se registró a las 7:25 de la mañana de ayer viernes, cuando el personal de oficina y redacción aún no iniciaba labores.

La granada que estalló fue lanzada por un hombre que luego de quitarle la espoleta, abrió la puerta de la recepción de las oficinas del diario y la dirigió contra los empleados de guardia Gaspar García y Justo Pacheco, quienes resultaron con lesiones leves, mientras que un chofer sufrió la pérdida parcial del oído.

El subdirector del rotativo informó que personal de la 10 Región Militar se llevaron el artefacto que no estalló, para desactivarlo en las instalaciones del Ejército, donde confirmaron que se trataba de una granada de fragmentación. Sin embargo, el procurador de Justicia del estado, Armando Villarreal Guerra, dijo que eran "granadas de luces".

Ataque del narcotráfico

Menéndez Cámara dijo que a pesar del ataque, que se suma a las agresiones con bombas molotov contra dos reporteros de Por Esto en Yucatán, el rotativo no cambiará su línea editorial de denuncia a las redes del narcotráfico, que se han extendido por Yucatán y Quintana Roo.

Además insistió en que su padre, Mario Renato Menéndez Rodríguez, dueño de la empresa, no cesará en su empeño de desenmascarar a la delincuencia y el crimen organizado, particularmente, el narcomenudeo que recibe protección de Alejandro Patrón Laviada, hermano del gobernador panista Patricio Patrón Laviada.

Anoche, el procurador de Justicia del estado, Armando Villarreal Guerra, y el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), Nicolás Hernández, declararon que todas las líneas de investigación están vigentes en torno al atentado al periódico regional Por Esto, "la participación del crimen organizado, la mano del narcotráfico y el autoatentado", ya que señalaron que Ricardo Delfín Quesada Domínguez, colaborador del mismo rotativo, fue identificado por un policía como uno de los hombres que estaba en la camioneta Explorer donde viajaban otras tres personas y que supuestamente fueron los que lanzaron las dos granadas.

Villarreal Guerra informó que debido a que los hechos se cometieron con explosivos, la delegación de la PGR atrajo el caso, sin que esto implique el retiro de la Procuraduría de Justicia estatal en la colaboración de las investigaciones.

El funcionario local señaló que no hay coincidencia con el atentado que sufrió la sucursal de Por Esto en Cancún, porque en esa ocasión se usaron "granadas de fragmentación" y las que causaron los daños en el periódico local, fueron de "luces y sonido, por eso los daños no fueron tan graves y las lesiones leves".

El delegado de la PGR, Nicolás Hernández, reconoció que la camioneta en la que viajaban los autores del atentado es propiedad de un particular de Yucatán y que encontraron huellas y otros objetos que están sirviendo para las pesquisas.

La Procuraduría Genera de la República (PGR) ejerció su facultad de atracción para investigar el atentado por haber violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En este caso también interviene personal de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas (FEADP).



PUBLICIDAD