aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Declinan 2 aspirantes por PRI en Chiapas

El objetivo es evitar una elección de Estado, dicen Rojas y Zebadúa
Viernes 11 de agosto de 2006 Óscar Gutiérrez | El Universal

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.- A nueve días de los comicios de gobernador en Chiapas, los candidatos de los partidos Acción Nacional (PAN), Francisco Rojas Toledo, y Nueva Alianza (Panal), Emilio Zebadúa González, declinaron a sus candidaturas para respaldar a José Antonio Aguilar Bodegas, de la Alianza por Chiapas (PRI-PVEM).

En conferencia de prensa, en la que también estuvo presente el abanderado priísta, ambos ex aspirantes explicaron que tomaron tal determinación para enfrentar lo que denominaron la "elección de Estado" del próximo 20 de agosto, e impedir así que llegue al gobierno el candidato de la coalición Por el Bien de Todos (PRD-PT-Convergencia), Juan Sabines Guerrero, ex priísta y alcalde con licencia de esta capital.

En esta alianza opositora de facto no participa el abanderado del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), Jesús Gilberto Gómez Maza, fundador del PRD en la entidad, quien dijo que con esto "ahora Chiapas vive dos elecciones de Estado".

La decisión de Rojas Toledo y Zebadúa González -en el primer trienio de la actual administración de Pablo Salazar Mendiguchía, fue secretario general de Gobierno-, según analistas políticos, forma parte de un acuerdo cupular nacional del PRI, PAN y Panal para "cerrar" el paso a la Presidencia de la República al candidato de la coalición Por el Bien de Todos (PRD-PT-Convergencia), Andrés Manuel López Obrador, en el que además estaría en juego el gobierno de Chiapas para la alianza PRI-PVEM.

Durante una conferencia de prensa, en la que estuvieron los dirigentes nacionales del PAN y del Panal, Manuel Espino y Miguel Ángel Jiménez, así como el ex aspirante presidencial de Nueva Alianza, Roberto Campa Cifrián, los hasta ayer candidatos opositores anunciaron su retiro de la contienda electoral.

Francisco Rojas justificó su declinación por el "peligro latente" de "abortar" este proceso democrático desde el gobierno estatal, donde -aseguró- se gesta una estrategia para instalar una "dinastía" política, sostenida por las autoridades actuales.

Agregó que el gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, quien en el 2000 triunfó gracias a una alianza de partidos que enfrentó al PRI, tras haber traicionado la confianza del presidente Vicente Fox, ahora pretende consumar una "elección de Estado" para regresar a un autoritarismo caciquil.

También ex alcalde del municipio de la capital, el panista añadió que conjuntamente con el candidato presidencial de su partido, Felipe Calderón Hinojosa, y Manuel Espino, se decidió dejar la candidatura para sumarse a Aguilar Bodegas, "y frenar el peligro que está sobre Chiapas, de ganar Sabines".

Emilio Zebadúa, quien fue consejero ciudadano del Instituto Federal Electoral (IFE), explicó que con su salida de la contienda contribuye a frenar la "elección de Estado" fraguada desde las oficinas del gobernador Salazar Mendiguchía, quien se muestra firme por imponer a Sabines Guerrero por encima del marco legal y de los derechos de los ciudadanos.

El también el ex secretario de gobierno de la actual administración aliancista advirtió que los riesgos para la estabilidad política y la gobernabilidad democrática para el próximo sexenio en la entidad, "ya están presentes".

En contraparte, consideró que con Aguilar Bodegas a la cabeza será posible echar abajo la "elección de Estado" para formar un gobierno amplio, democrático, plural e incluyente, que responda a las demandas ciudadanas.

Y el senador con licencia José Antonio Aguilar aseguró que el objetivo de esta alianza es evitar esta sucesión gubernamental y defender la pluralidad democrática. Ahora no están de por medio intereses personales ni "mezquindades" políticas, afirmó el candidato de la Alianza por México.

Crítico

El abanderado de Alternativa Socialdemócrata y Campesina, Jesús Gilberto Gómez Maza, dijo que con la adhesión de Francisco Rojas y Emilio Zebadúa, "Chiapas vive dos elecciones de Estado".

"Por un lado, la de Salazar Mendiguchía y por el otro, la que impulsan las cúpulas del PRI, el PAN y el Panal desde el centro del país, para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la Presidencia", consideró el también médico pediatra.

El fundador del Partido de la Revolución Democrática en la entidad expuso que a diferencia de sus compañeros, se mantenía firme en sus convicciones políticas, y porque además la alianza de facto con José Antonio Aguilar Bodegas, responde a intereses personales y ambiciones políticas.

Semejanzas con el 2000

En entrevista, el analista político Gaspar Morquecho Escamilla explicó que a semejanza de las elecciones del 2000, donde contendieron el priísta Sami David David y el actual gobernador Salazar en alianza con un grupo de partidos políticos de oposición, esta vez se crea un bloque opositor para enfrentar al candidato de la coalición, Juan Sabines.

Sin embargo, dijo que el respaldo de Zebadúa González y Rojas Toledo no es auténtico, porque es una expresión de "componendas políticas" ajenas a la lucha y reivindicaciones sociales que reclama el pueblo de Chiapas.

"Todo parece indicar que no es más que una alianza cupular entre el PAN, el PRI y Nueva Alianza, para cercar e impedir que López Obrador llegue a la Presidencia del país, y en la que estaría en juego, a cambio, el gobierno de Chiapas para Aguilar Bodegas", precisó el estudioso de la política local.

El próximo 20 de agosto, los chiapanecos acudirán a las urnas para elegir al relevo del actual mandatario aliancista Pablo Salazar Mendiguchía.

Para la jornada de ese día se prevén instalar 4 mil 765 casillas para atender una lista nominal de 2 millones 650 mil 153 ciudadanos.



PUBLICIDAD