aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alarma por asesinatos de mujeres en Morelos

Supera el número de víctimas la media nacional, asegura el secretario de Gobierno
Sábado 08 de abril de 2006 Justino Miranda | El Universal

CUERNAVACA, Mor.- Los siete asesinatos de mujeres ocurridos en los últimos 16 días en Morelos prendieron los focos rojos en el estado porque nunca se habían registrado en serie tantos crímenes, afirmó Liliana Guevara Monroy, fiscal especial de Homicidios de Mujeres de la Procuraduría General de Justicia estatal.

La fiscalía especializada únicamente considera 19 homicidios dolosos contra mujeres de 2001 a la fecha, mientras la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM) tiene documentados 50 casos en el mismo periodo.

A consideración del secretario de Gobierno, Germán Castañón Galaviz, los asesinatos de mujeres en Morelos ya superó la media nacional.

Las investigaciones oficiales indican que la característica de los asesinatos de cinco de los últimos siete casos han sido el estrangulamiento y las heridas provocadas con objetos punzocortantes; ninguno de los cadáveres tiene signos de violación sexual o de un patrón de homicidio, dijo la fiscal especial.

Este último dato es el argumento principal de la fiscal para asegurar que la situación que priva en Morelos no se parece a lo que ocurre en Ciudad Juárez, Chihuahua, y alega que la mayoría de los crímenes responden a motivos pasionales.

Los hombres, dice la fiscal Guevara Monroy, descubrieron que su concubina incurrió en infidelidad y posiblemente por eso la mataron.

Empero legisladoras de oposición y organismos civiles exigen a la fiscalía especializada que antes de emitir juicios comparativos, ofrezca conclusiones concretas sobre los motivos que llevaron a los autores materiales a utilizar una extrema violencia para ultimar a sus víctimas.

"Nosotros insistimos en que la muerte de las mujeres tiene una coincidencia: la violencia feminicida, porque la saña con que actuaron los autores materiales se sale de todo parámetro regular", afirma Julián García Quintanilla, integrante de la CIDHM de Morelos, una de las principales promotoras para crear la fiscalía especializada y documentar los hechos desde que inició la administración del gobernador Sergio Estrada Cajigal.

Para la CIDHM la mayoría de los crímenes son feminicidios por la brutalidad y sellos de abuso sexual detectados en los cadáveres.

La fiscal especial, Liliana Guevara dice que el término no se encuentra establecido en la legislación penal de Morelos, y supone que los autores de los crímenes depositaron dos de los cadáveres en territorio morelense para "aprovechar el clima que se vive en el estado y así alarmar a la población".

La séptima víctima

Sobre el cadáver descubierto el jueves por la mañana en un lote baldío de la colonia Vistahermosa, en Cuernavaca, el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Metropolitana de Cuernavaca, Víctor Hugo Valdés, informó que un taxista lo encontró cuando realizaba sus necesidades fisiológicas en un campo baldío.

El cuerpo estaba encima de unas piedras al lado de una barda y de acuerdo con las primeras investigaciones la mujer murió hace dos meses, aproximadamente.

Valdés Ortiz pidió a la sociedad morelense no entrar en un estado de psicosis colectiva y desechar la idea de un asesino en serie, toda vez que las investigaciones han arrojado que una de las víctimas fue asesinada por una presunta infidelidad.

Exigen parar ola de crímenes

Los crímenes de mujeres fueron condenados por la presidenta de la Comisión de Equidad y Género del Congreso de Morelos, Bertha Rodríguez Báez, quien convocó a las mujeres a exigir a las autoridades terminar con los "feminicidios".

Empero la presidenta del DIF estatal, María del Carmen Gómez Borbolla de Estrada, declaró que las muertes violentas de mujeres no deben considerarse feminicidios, ya que este término puede generar una imagen negativa al estado, que alejaría al turismo e inversiones.

El gobernador del estado pidió no magnificar los asesinatos en Morelos, y tampoco crear "leyendas urbanas", porque el estado no ha llegado a los niveles de otras entidades donde los crímenes son recurrentes.



PUBLICIDAD