aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En ruinas, ex hacienda colonial

Sirven como refugio de malvivientes y bodega de taqueros ambulantes las antiguas instalaciones. Negligencia de autoridades, reconoce Amparo Toribio
Domingo 29 de octubre de 2000 Juan Manuel Barrera Aguirre/Corresponsal | El Universal

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.- En ruinas se encuentra la Ex Hacienda San Pedro Cuamatla, ubicada en este municipio y cuyas otrora esplendorosas instalaciones coloniales sirven de refugio a malvivientes y de bodega a taqueros, a pesar de que sus muros contienen el origen, evolución y extinción de las haciendas mexicanas.

Amparo Toribio Altamirano, encargada de la jefatura de Turismo y Parques Recreativos del ayuntamiento, reconoció que las anteriores administraciones municipales -incluso de extracción panista- poca atención brindaron a la Ex Hacienda de Cuamatla, cuyas ruinas podrían desaparecer si no se realizan acciones para su rescate.

Explicó que el origen de dicha ex hacienda data del siglo XVI con las "mercedes de tierras", aunque es hasta el siglo XVIII cuando se consolida como la más importante hacienda de la región, con producción agrícola y lechera.

En el libro "Cuatro haciendas coloniales del Norte del estado de México", editado por la Academia de Historia del Norte del Estado de México, Luis Córdoba Barradas señala que la de Cuamatla es la "típica hacienda colonial", cuyo estudio permite "conocer el origen, evolución y extinción de las haciendas mexicanas".

La investigación detalla que en las décadas de los 20 y 30 fueron fraccionadas las cientos de hectáreas de la Hacienda Cuamatla, entonces propiedad de los hermanos Feliciano, José y Joaquín Cobián.

En este sentido, Toribio Altamirano mencionó que el ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli investiga junto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) la situación legal de los predios de la Ex Hacienda de Cuamatla, ya que circulan versiones de que pertenecen al Infonavit, el cual habría donado el inmueble al gobierno izcallense.

Agregó que el INAH interpuso una demanda contra vendedores de barbacoa que utilizan las ruindas de la ex hacienda como bodega y estacionamiento, quienes a su vez interpusieron un amparo para continuar en el lugar, el cual también es usado como refugio de malvivientes.

Por último, aseveró que el actual gobierno municipal pretende rescatar las ruinas de la ex hacienda para su pre|servación, toda vez que el deplorable estado en que se encuentran imposibilita su reconstrucción, lo que sería muy costoso.



PUBLICIDAD