Un actor mató a su personaje

Jeffrey DeMunn pidió a los productores de The walking dead que su rol de Dale Horvath muriera en la temporada dos
La serie de televisión zombi, que estrenó en 2010, acumula ocho temporadas al aire. (AMC)
31/03/2018
00:02
EuropaPress y EFE
-A +A

Madrid.— En la octava temporada de The walking dead, los seguidores de la serie ya se han despedido de uno de los principales protagonistas, en una muerte anunciada pero que fue muy dolorosa.

En entregas anteriores, los fans han dicho adiós a otros personajes, y algunos se fueron antes de tiempo.

Este es el caso de Jeffrey DeMunn, el actor que interpretaba a Dale Horvath en la primera y la segunda temporada de la serie.

Ahora ha confesado en una entrevista para el sitio de Internet Cleveland.com, que la muerte de su personaje fue elección suya: “La muerte de Dale fue mi decisión”.

El motivo por el que el actor quiso abandonar la ficción fue el despido y posterior sustitución de su amigo y productor Frank Darabont.

“Estaba furioso por cómo Frank había sido expulsado de la serie. Me pasé la semana entera sin poder respirar del todo. Entonces me di cuenta: ‘Oh, puedo abandonar’”, relata DeMunn.

Y continuó: “Así que les llamé y dije: ‘Es una serie de zombis. Mátenme. No quiero hacer esto más’. Fue un alivio inmenso para mí”.

DeMunn trabajó con Darabont en numerables ocasiones, como por ejemplo en la película La milla verde (The green mile) o Cadena perpetua (The shawshank redemption).

Además, se ha dicho varias veces que Darabont eligió personalmente al actor para interpretar a Dale en The walking dead.

La decisión de Jeffrey DeMunn hizo que el personaje abandonará la serie mucho antes de lo previsto, cuando apenas comenzaba la segunda temporada y en un momento en que se había convertido en uno de los roles favoritos de los fans.

Mientras que en los cómic Dale moría a consecuencia de unos caníbales, en la ficción se produjo tras la mordida de un zombi.

La salida de Darabont de la serie que él mismo había creado fue un escándalo porque se produjo a causa de un recorte de presupuesto.

Frank no quiso aceptar ese recorte porque, argumentó, eso bajaría la calidad de la serie.

Un año después, junto con Robert Kirkman (co creador de la serie) denunció también a la cadena televisiva AMC por considerar que el reparto de beneficios del show no ha sido justo con todas las partes.

“Este caso surge a partir del incumplimiento por parte de un gran conglomerado del entretenimiento de respetar sus obligaciones contractuales con el personal creativo, el talento en la jerga de la industria, detrás de una serie televisiva longeva, enormemente rentable y extremadamente exitosa”, señala la denuncia.

La acusación basa sus argumentos en que AMC se aprovechó presuntamente de la integración vertical de su estructura para llevarse más beneficios de los que les correspondía.

Por otro lado, Frank Darabont sigue enfrentándose a AMC en los tribunales. Una batalla que lleva abierta desde su despido en 2013, cuando DeMunn decidió abandonar la serie.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS