Se me resbala la crítica: Escalona

La actriz dice que llegó a Televisa con su mamá, la productora Magda Rodríguez, porque son una familia muégano
Su primer personaje en Televisa es una ex luchadora dentro de la telenovela Mañana será otro día... mejor. (CARLOS MEJÍA. ELUNIVERSAL)
28/04/2018
00:06
María de la Luz Miranda
-A +A

[email protected]

No le preocupa el qué dirán y tampoco se siente opacada en su carrera por ser hija de la productora de televisión Magda Rodríguez.

La actriz Andrea Escalona dice que la explicación de que vayan juntas en la mayoría de los proyectos es que son una “familia muégano”.

En entrevista realizada en su camerino de Televisa (donde fue contratada al mismo tiempo que Magda Rodríguez llegó para producir Hoy) la también conductora remarcó: “Lo digo con orgullo, soy muy unida con mi mamá, he estado en diferentes televisoras y en algunas, con ella.

“Siempre van a hablar; que hablen bien o mal me tiene sin cuidado, aunque me mienten la madre; todo se me resbala”.

Además, refirió que no es “monedita de oro” para caerle bien a todo mundo.

Sobre la polémica en la que se le critica por considerar que al ser hija de una productora exitosa ya tiene todo fácil, expresó que ahora le da un poco de risa pero antes si le afectaba.

Apuntó que en redes sociales de repente le han hecho fuertes descalificaciones por este motivo.

“Vivir en nuestro país no es fácil pero a mí no me interesa (la crítica en redes); la gente tiene ganas de mentarte la madre. También se empodera, pero yo me empodero de otra manera. Cada quien tiene su método de entrenamiento, pero a mí esos mensajes no me hacen daño”.

A Televisa, Andrea Escalona llegó con papel coprotagónico luego de haber hecho la mayor parte de su carrera en Azteca. El cambio, dice, le sentó bien porque siempre ha sido fan de las telenovelas de Televisa, empresa a la que soñaba entrar pero que no había podido a pesar de haberlo buscado varias veces.

También expresó que las telenovelas dan proyección internacional a quienes intervienen en sus melodramas, lo cual constató cuando viajó junto con Ana Brenda y Sherlyn: “Me impactó cómo el público las reconoció en Israel gracias a las telenovelas y yo dije: ‘quiero hacer telenovelas en Televisa’, porque he hecho en Azteca pero en Televisa nunca".

El melodrama que coprotagoniza se llama Y mañana será otro día… mejor, el cual estelarizan Angélica Vale, Diego Olivera y Alejandra Barros. El cambio de televisora implicó también un reto actoralmente ya que hasta ahora siempre había hecho a la antagonista y ahora tiene el reto de hacer un personaje bueno.

En dicha historia personifica a una luchadora retirada llamada Lidia: “Es un personaje bonito que conectará con la gente, al ser raza”.

Asegura que la teleaudiencia verá escenas muy reales, ya que su entrenador, el luchador y actor Latin Lover, le enseñó durante un mes varios trucos para que se vean muy reales en pantalla.

Aunque hace la mayoría de las escenas de lucha libre, en algunas utiliza doble por el grado de dificultad que representan.

“Aunque a veces se les va la mano”, cuenta. “Un día, al calor de la lucha, la contraria me dio de repente un fuerte golpe en el pecho que me dejó todo rojo. Es bastante incómodo cuando te meten un golpe”.

Practicar yoga y pilates le ha ayudado de alguna manera al subirse al cuadrilátero, en donde practica caídas, machincuepas, llaves y trucos coordinados con la actuación. Explica que este personaje es un reto porque ahora tiene que sacar otros matices a su personaje.

“En mi casa, a donde voltearas, siempre había artistas, mi destino ya estaba marcado; a mi casa iban Ernesto Alonso, Luis Gimeno, Antulio Jiménez Pons, actores de los que ya murieron como María Rubio. Platicaban de teatro. O llegaba un director o cineastas. Yo más bien no entendía a la gente que no se dedicaba a esto, para mí la vida siempre fueron los sets”, declaró.

Reconoció que admira el trabajo de su abuela Doria, reconocida actriz por sus personajes antagónicos en las telenovelas; de su abuelo Jorge del Campo y de su bisabuela Ada Carrasco por lo que considera que su sino ha estado marcado en el terreno de la actuación por la herencia artística.

Escalona ha estado en la conducción de los programas Con sello de mujer, Póker de reinas, Estrellas hoy, Un nuevo día y Suelta la sopa; en las telenovelas de Azteca Como en el cine, Súbete a mi moto, La heredera, Machos, Top models", Bellezas indomables, Eternamente tuya, Quiéreme tonto y Cielo rojo, entre otras transmisiones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS