“No exageramos vida del Chapo”

Ernesto Contreras, director de la serie de Netflix sobre Guzmán Loera, señala que se basaron en hechos reales y que trabajó con las emociones
Ernesto Contreras estuvo un año en Colombia para filmar la serie (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
24/10/2017
00:05
César Huerta
-A +A

[email protected]

El amago de demanda que el abogado de Joaquín Guzmán Loera El Chapo hizo a la serie que transmite Netflix jamás incomodó al equipo que grababa los episodios en Colombia.

El litingante argumentaba que se mostraba una mala imagen de su cliente y eso provocaría acciones legales en contra de la producción.

Por supuesto, dice Ernesto Contreras, uno de los directores de la producción sobre el jefe narco, se enteraban de eso, pero nada más.

“Lo que digo es que es una ficción basada en hechos reales, de alguna manera todo lo que se plantea en la serie está inspirada en hechos reales documentados, publicados en noticieros y libros.

“No fue inventarnos un personaje, todo al final era hacer este recorrido histórico del país y eso me daba mucha certeza y seguridad”, cuenta el realizador.

“En ningún momento se exageró algo y desde mi trinchera era trabajar con las emociones, que los actores estuvieran bien”, agrega Contreras.

El proyecto. El entrevistado estuvo casi un año en Colombia filmando las tres temporadas de El Chapo, cuya segunda entrega ya está exhibiéndose en Estados Unidos y llegaría a la plataforma digital a fines de año.

El protagonista es interpretado por Marco de la O, cuya carrera, hasta antes de esta serie, navegaba en producciones poco mediáticas

Sin embargo, se apropió del papel desde que llegó al casting, destaca Contreras.

“Debo decir que cuando me invitaron a hacer la serie, lo pensé mucho”, revela el también director de las películas Párpados azules y Café Tacvba: seguir siendo.

“No era un tema que yo quisiera explotar o que me interesara, pero entonces comencé a leer los capítulos y entonces me dí cuenta que había una propuesta distinta.

“Desde un inicio dijimos que haríamos una gran película en episodios”, apunta.

Contreras asistió al Festival Internacional de Cine de Morelia, donde presentó Sueño en otro idioma, su más reciente película, contando la historia de una lengua que está a punto de morir y cuyos dos únicos parlantes no se hablan entre sí.

El estreno se tiene contemplado para febrero próximo.

Con la Academia. El director mexicano tomará la presidencia de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas el 1 de noviembre, ocupando el lugar que dejará la actriz Dolores Heredia.

Aunque el programa de su mandato se dará a conocer días después, adelanta que continuará acciones dejadas por su predecesora, entre ellos, atención a los escenarios que provoque la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

“Nadie sabe qué va a pasar y estamos preparándonos para cualquier escenario (si se acaba o no), ese es el paso número uno; el dos es resolver el presupuesto para la Academia y activar la Casa Luis Buñuel en la nueva sede. “En esta última queremos que sea un punto de encuentro para la creación de esta comunidad, acercar a las nuevas generaciones y a todos aquellos que no están familiarizados”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS