Se encuentra usted aquí

Le exigen a los pequeños

La cuarta gala de los gigantes fue estricta, pero llena de humor y lágrimas
En esta semana no hubo eliminación de equipos, pero los niños obtuvieron bajas calificaciones. Foto: AGUSTIN SALINAS. EL UNIVERSAL
19/03/2018
00:03
María de la Luz Miranda
-A +A

[email protected]

En la cuarta gala del reality show Pequeños gigantes, los jueces tuvieron que ponerse estrictos y dar bajas calificaciones —la máxima fue ocho— puesto que la competencia avanza y exige más a los competidores.

Así, los pequeños la sufrieron para demostrar su talento en carisma, canto y baile, donde hubo desde balconeo a famosos por sus cirugías, un piquete de ojos y depilación a Albertano, hasta llanto por parte de la pequeña Jazlyn Quintero, quien no quería salir a bailar sola.

En el transcurso del programa, le tocó también el turno a Galilea, de quien se presentó un collage de su trayectoria artística, como su triunfo en 1993 en el certamen de la Chica TV.

“Gracias, producción por recordarme mis siliconas”, bromeó la actriz.

En la prueba de carisma, una de las niñas le puso una mascarilla a Albertano y también le hizo una pequeña depilación en la mano izquierda.

También salieron a relucir los nombres de Eiza González y Lucía Méndez; uno de los pequeños bromeó en su sketch sobre las cirugías de la actriz en el rostro.

En esta noche de sorpresas, la presencia de Bronco iluminó el escenario. El grupo interpretó “El corrido de Miguel Rivera” de la película Coco y ya para finalizar el programa cantaron con los niños Rodrigo y Angelique “Nunca voy a olvidarte”.

Aunque en la tercera semana se despidió a un equipo de los seis que eran para quedar cinco, en esta cuarta gala no salió ninguno, pero las bajas calificaciones tendrán que mejorarse para la quinta gala, en la que un equipo deberá ser expulsado.

En entrevista, Ariel Miramontes “Albertano” comentó que ya empiezan a ponerse como jueces más exigentes. “Concluimos todos que debemos poner calificaciones altas sólo a los números que fueran excelentes, a los que hagan algo excepcional”.

Mencionó que se le hace más fácil calificar a los de canto o baile.

“Aquí hay cosas más técnicas, se me hace más difícil calificar carisma, ahí es más subjetivo el asunto, pero hay que ser justos porque es una competencia de talentos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS