Se encuentra usted aquí

Una producción nada miserable

Con 3 mil piezas de vestuario, 650 reflectores y 80 luces robóticas, Los Misera bles alista su debut en el Telcel
Son 40 actores en el montaje, ellos realizan entre 12 y 18 cambios de vestuario. (FOTOS:CARLOS MEJIA. EL UNIVERSAL)
09/02/2018
00:06
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Falta un mes para el estreno del musical Los Miserables y los preparativos para llegar a tiempo están llevándose a cabo a toda velocidad, con un ejército de gente trabajando en cada una de las áreas de producción.

Un claro ejemplo de ello es el taller de vestuario, donde la diseñadora Estela Fagoaga revisa cada detalle de todas las prendas y accesorios que hay en el lugar, por lo cual trabaja coordinadamente con Jude Loxely, supervisor de vestuario a nivel internacional, y su asitente Philip Tool.

“Ellos saben cómo se monta en cada parte del mundo, eso para mí es muy afortunado porque conocen como va cada personaje y en qué momento se tienen que cambiar, porque desde la forma de acomodar los camerinos es una cuestión de organización milimétrica, el personal que está en el teatro cambiando gente son entre 12 o 14 personas”, explicó.

Son 40 actores los que participan en el montaje, ellos realizan entre 12 y 15 cambios de vestuario, los tres protagonistas 18, es decir, son cerca de 500 cambios de ropa que la gente de caracterización debe memorizar y realizar en pocos segundos.

La ropa, zapatos y accesorios para la producción mexicana de esta historia creada por Víctor Hugo en el año 1862 proviene del montaje realizado en Corea del Sur en 2010 y son alrededor de 3 mil piezas. Fagoaga señaló que el reto es tener exactamente los mismos diseños de todas las producciones de Los Miserables en el mundo, ninguna prenda debe ser diferente, ni en el estampado de las telas.

“El vestuario nos lo mandan, hay que probarlo todo y adaptarlo a los nuevos actores, lo que se pueda reparar se repara y lo que no se tiene que hacer de nuevo con sastres mexicanos, muchas de las telas se compraron aquí, las que tienen un patrón especial y pertenece a determinado personaje se manda pedir, es un trabajo de mucha logística”.

Jaime Matarredona en esta ocasión no dirige en escena, pero sí orquesta toda la logística de cada departamento y dio un panorama de cómo va la escenografía de Los Miserables en el Teatro Telcel.

“Tiene un equipo de iluminación de más de 650 reflectores, casi 80 luces robóticas, el equipo de sonido más sofisticado que he visto en mi vida... hemos estado colgando bocinas en el teatro donde yo nunca me imaginé que íbamos a colgar bocinas, es tan grande que todavía no sé exactamente cómo va a caber dentro del teatro, ahorita vamos a un 25% del montaje”, explicó Matarredona.

Esta semana también hubo oportunidad de ver una muestra del trabajo de los actores, quienes tienen exhaustivos ensayos de lunes a sábado de 11:00 a 19:00 horas. Bajo la mirada atenta del director de escena Corey Agnew y siguiendo la batuta de Graham Hurman, el elenco presentó las canciones “Un día más”, “Otro día se va” y “Soñé una vida”.

“Lo mejor es cuidar todos los detalles pero ensayar a un paso razonable para que cuando lleguemos al teatro nos tome sólo 10 días para que se adecuen a montar los elementos técnicos del show”, declaró el director.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios