Se encuentra usted aquí

Una noche de susto y leyendas

El elenco de la puesta La estética del crimen dio un paseo nocturno por Xochimilco, en trajinera
La convivencia de los actores con dos invitados se realizó la noche del miércoles. (JUAN BOITES. EL UNIVERSAL)
12/11/2017
00:11
Alma Olivares / Clínica de Periodismo
-A +A

Demostrando que la magia del teatro trasciende las fronteras de un escenario, el elenco de La estética del crimen, —obra que se caracteriza por su interacción con el público— consintió a dos de sus espectadores, Néstor y Enrique, conviviendo con ellos en un noche llena de sustos y leyendas mediante un inolvidable paseo en trajinera en Xochimilco.

Al caer la noche del miércoles, la actriz y standupera de comedia Michelle Rodríguez —quien da vida a Bárbara en la obra—, sorprendió con tamales hechos en casa, ponche y refrescos a los dos invitados al paseo nocturno y a sus compañeros de marquesinas.

Michelle, otrora elegida La Flor más bella del Ejido, es originaria de Xochimilco y reafirma su amor y orgullo por su lugar natal al tratar de encumbrar las costumbres del lugar. “Decidimos hacer esta convivencia para rescatar las tradiciones. Este nos parece el lugar más espectacular del mundo y todos deberíamos preservarlo”, dijo al dar inicio.

Cerca de las 22:00 horas, la madre de la actriz comenzó a narrar las historias, anécdotas propias y leyendas que forman parte del folclor del sitio.

“Este paseo en canoa se hacía tradicionalmente en octubre, yo tengo 63 años y recuerdo que los recorridos eran totalmente familiares en una especie de ritual a la muerte, el cual comenzaba con el cambio de estación, esto viene desde la época prehispánica. Ahora llegan los jóvenes a disfrutar de manera distinta”, comentó.

Relatos de “Lloronas”, deidades mesoamericanas y tétricas muñecas conformaron parte esencial del viaje, que cedió paso a alguno que otro susto, producto de las bromas entre los paseantes. Para contrarrestar el frío, el elenco de la Estética se volcó en chistes que resonaron con fuerza sobre el lago, únicamente transitado por esta tripulación.

El horario nocturno, la ausencia de personas sobre las aguas y la adrenalina que emerge desde los oídos al conocer relatos paranormales, erizaron la piel de los invitados.

Néstor y Enrique aseguran que son admiradores del trabajo de los actores, en especial de Michelle y que interactuar con todos ellos es algo atípico, que les permite conocer su lado humano, y consideran que este suceso “es un puente para que los mexicanos conecten más con la cultura, en especial con el teatro”.

Con las actuaciones de Michelle Rodríguez, Miguel Conde, Carlos Rangel, Mario Alberto Monroy, Montserrat Marañón, Omar Medina, Fernando Villa y Luz Aldán, La estética del crimen se presenta los fines de semana en el Teatro Fernando Soler y la producción promete seguir sorprendiendo a su público.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS