Superhéroes contra Laura Zapata, Yuri y la discriminación

Andrés Carreño y Ana Francis Mor presentan el espectáculo de cabaret Las Súper Amiguis, en el que tratan temas como equidad y los derechos de los homosexuales
La Mujer Maravilla lucha contra los feminicidios (CORTESÍA)
03/12/2017
00:12
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Para el actor Andrés Carreño, pareciera que en México se vive un retroceso cuando suceden cosas como femenicidios, desapariciones forzadas, una izquierda titubeante, inseguridad.

“Y para colmo tenemos a la gente de la farándula, Laura Zapata, Yuri y Esteban Arce dando declaraciones que creíamos que ya no se atreverían a hacer”.

Carreño, quien se especializa en el teatro de cabaret, señaló que declaraciones como las que hizo Laura Zapata en contra de la adopción homoparental —la actriz dijo que no se puede ir en contra de la naturaleza con esta clase de paternidad o maternidad y la comunidad homosexual sólo debe adoptar perritos— son palabras que además de darle material para sus montajes, le hacen ver lo intolerantes que siguen siendo las personas con estos temas.

“Dan risa pero por debajo también horror porque no puede ser que se ha trabajado tanto para que esta ciudad sea, por lo menos de palabra, gay friendly y de todas maneras salga esta gente. Podemos decir lo que sea pero como figura pública tienes otra responsabilidad, hay una ley que por fortuna existe y hay que hacer valer”.

Pero como siempre es mejor ver las cosas con humor, Andrés Carreño en compañía de Ana Francis Mor, integrante de la compañía Las Reinas Chulas, se da a la tarea de abordar este y otros temas en su nuevo espectáculo Las Súper Amiguis, en el cual dos de los súper héroes más populares del mundo de los cómics, lucharán muy a su manera contra el mal.

“Eso es lo que harán Súper Man y la Mujer Maravilla, tratar de pelear en contra de la homofobia y otros males existentes en el país. Vamos a divertirnos con los súper héroes y hablar de nuestro mero mole: la diversidad y la política”.

Andrés Carreño explicó que esta idea nació como un juego, cuando se encontraban recordando que ellos por su orientación homosexual no se les permitía asumir un rol distinto cuando jugaban en su infancia, por eso decidieron darse el gusto de encarnar a estos héroes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios