Se encuentra usted aquí

Mexicanos y rusos ríen igual

Para Slava Polunin, hay una conexión entre los dos países que hace entendible "Slava’s Snow Show"
Preparan su temporada en México (FOTOS: CLASOS Y CORTESÍA)
01/05/2018
00:00
Ariel León
-A +A

[email protected]

El arte no conoce de idiomas, culturas y fronteras y cuando el fondo llega a la psique y toca las emociones del espectador, no importa si el espectáculo proviene del otro lado del globo terráqueo y las palabras sobran.

"Slavas Snow Show" es muestra de ello, un show que mezcla las artes escénicas del teatro y el clown, con la comedia y pequeños destellos de drama, en donde un triste payaso amarillo lleva a todos a un viaje surrealista.

De los 25 años que este espectáculo lleva rodando por el mundo, los últimos 12 ha venido a Mexico, una vez al año. ¿Por qué?, ¿cómo es que un país tan lejano, con una cultura distinta y con personas que son consideradas un tanto frías puede tener tanta conexión con México?

Para Slava Polunin, creador del show, la respuesta es sencilla: México y Rusia no son tan distintos.

“El show me mostró un camino que nunca esperé explorar, me abrió el camino desde la primera vez que pisé México. Al principio no sabía qué hacía en México, pero tan pronto tuve contacto con el público, noté que es casi el mismo que en Rusia, incluso tengo una sensación cada vez que estoy en México que es como estar en Rusia”, dijo Polunin a EL UNIVERSAL.

Para el artista, esa conexión entre ambas naciones es la que, en su opinión, ha hecho que en su país las telenovelas mexicanas sean exitosas.

Desde su perspectiva, rusos y mexicanos viven de manera muy similar el amor y el desamor, lo que hace que la tierra del tequila y el mariachi tenga un lugar muy importante en su carrera y su propio show.

“La gente en Rusia llora con los melodramas mexicanos con la misma intensidad que los mexicanos se ríen de los clowns rusos, vivimos los sentimientos de la misma manera”.

En una época en la que el entretenimiento se ha diversificado y la diversión se vuelca hacia medios electrónicos, "Slavas Snow Show" sigue cautivando y su creador considera que se debe a que el clown siempre fue el inicio de todo, sin payasos no habría circo, no habrían ferias y mucho menos no habría comedia, en pocas palabras, no existiría parte del entretenimiento actual.

“Snow Show es importante no por el show sino por la atmósfera que creamos en escena, a mí me gusta ver que el clown y nuestro espectáculo es como el jazz, sin jazz no exitirían tantos géneros que amamos como el blues, el rock. El clown es el inicio del teatro, de espectáculos que quizá no existirían de no ser porque hubo clowns antes”.

"Slava‘s Snow Show" regresa a México para festejar 25 años de llevar alegría y reflexión al mundo y esta ocasión llegará a la ciudad de México a partir del próximo 19 de junio en el Centro Cultural 1, para más tarde seguir su camino en Guadalajara y Monterrey.

Por el mundo. Del cuarto de siglo que llevan, el espectáculo pocas veces se queda quieto; a la par tiene 120 proyectos en desarrollo. De ellos los principales son cuatro actividades en Moscú, que incluye un teatro en la calle; en San Petersburgo tiene un circo, mientras que en Londres, un espectáculo permanente de "Snow Show".

“Amo el teatro en todas sus expresiones, por eso me dedico a esto, pero siempre me ha gustado pensar que mi profesión principal es la fantasía profesional, porque este arte de inventar e imaginar las cosas me ha llevado a desarrollar proyectos que fomenten el teatro en los niños”.

Si bien dice que le encantaría que cada vez más personas se acerquen y se quieran dedicar al clown, Slava reconoce que no es una actividad que cualquiera pueda desarrollar.

“Si no fuera con Snow Show, de una u otra manera otras cosas me hubieran llevado al clown. Cuando la gente me dice que quiere hacer clown, digo: ‘No’ y que se tienen que olvidar de esto. Sólo si regresan 10 veces y siguen queriendo les digo que pueden empezar por lavar los suelos y otros años por ver el espectáculo y, si lo aceptan, esa determinación que muestran significa que están hechos para esto y que han nacido un clown”.

Para Slava Polunin, de 67 años, el camino todavía es largo. Considera que su éxito se basa en la satisfacción que siente cada noche al ponerse esa maquillaje sobre el rostro y su traje amarillo.

“En Rusia tenemos un dicho que dice que ‘Si uno voltea durante mucho tiempo a una pared, en algún punto se va a romper’, esto habla de la perseverancia, de no quitar la vista del objetivo y si se tiene disciplina en algún momento por lo que estas peleando sucederá, se romperá ese muro”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS