Los millones de pesos que el sismo se llevó

Mientras el cine registró 59.9 millones menos, el teatro en la ciudad dejó de ingresar al menos 14.6 en taquilla
Timbiriche ha reagendado cuatro conciertos. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
06/10/2017
00:00
Humberto Montoya, Sughey Baños, Erika Monroy
-A +A

[email protected]
 

El sismo del 19 de septiembre golpeó también al medio del espectáculo. Por el decreto de emergencia en la Ciudad de México y los tres días de luto nacional ordenados por el presidente Enrique Peña Nieto, todos los eventos públicos fueron cancelados. Cine, teatro y música registraron bajas y pérdidas estimadas en 74.5 millones de pesos.

Los espectáculos en vivo fueron los más golpeados. De acuerdo con la oferta teatral de la primera semana posterior al sismo: teatro comercial, del Instituto Nacional de Bellas Artes y obras independientes, 481 funciones fueron canceladas. Y si bien no todas las puestas lucen llenas en cada función, se estima que más de 18 mil personas dejaron de asistir tan sólo a las obras comerciales.

De acuerdo con un conteo de las puestas en escena que se presentan en la zona centro sur, donde predomina la oferta teatral, se estima que dejaron de ingresar a la taquilla más de 14.6 millones de pesos.

Los productores teatrales coinciden en que, ante la emergencia, las compañías son comprensibles de la situación y hay salarios que no se pagan, pero hay gastos fijos como rentas y servicios como agua, luz, teléfono que se mantienen y hay que cubrir, trabajen o no.

En el cine, los estrenos no se suspendieron. Cintas como Me asusta pero me gusta y ¡Madre! llegaron a la cartelera en tiempo y forma la tercera semana de septiembre y se posicionaron en el top 10 de las cintas con más venta de entradas. La cinta mexicana obtuvo 1.03 millones de asistentes, mientras que la de Aronofsky atrajo a 409 mil espectadores.

Sin embargo, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica registró en la cuarta semana de septiembre un descenso de 1.3 millones de espectadores, con respecto a la semana previa del sismo, lo que equivale a 59.9 millones de pesos, tomando como base el promedio del costo de boleto de 46.1 pesos.

Al impacto del desastre natural y al cierre de algunas salas que presentaron daños o en estaban en proceso de revisión se añade el hecho de que ese fin de semana no hubo un estreno fuerte ni se realizó promoción a los filmes nuevos, debido a que se mantenía la emergencia en la ciudad.

En el rubro musical, fueron pospuestos 23 conciertos entre el Auditorio Nacional, el Teatro Metropólitan, Teatro de la Ciudad, Palacio de los Deportes, Pabellón Cuervo, Plaza Condesa, Arena de la Ciudad de México, Lunario y Foro de la Biblioteca Vasconcelos, lo que equivale a cerca de 461 mil 365 personas que no asistieron a los conciertos.

Sólo se mantuvieron los conciertos de Pepe Aguilar, quien donó la taquilla de su show en la Arena Ciudad de México, y Kasabian en el Pabellón Cuervo.

Shows como el de Def Leppard se mantuvo, pero Zignia, promotora de la Arena, obsequió 2 mil boletos a cambio de artículos para donar a los damnificados por el sismo.

Personal de Ocesa explicó que tanto los recintos como los artistas cuentan con un tipo de seguro en caso de cancelaciones y que hasta la fecha, ninguno se ha ocupado porque casi todos se reagendaron y que los registros de devolución de dinero por los boletos ya adquiridos son aún bajos porque la gente está interesa en acudir a las nuevas fechas. Sólo fue cancelado hasta el momento el concierto de Shawn Mendes en el Auditorio.

Sin embargo, detener el show ocasionó a la promotora Ocesa la pérdida de 3 mil 500 empleos indirectos la primera semana y alrededor de 5 mil para la segunda, de acuerdo con personal de la empresa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios