Ariane Pellicer satisface el morbo de los espectadores

La obra "Noche de estreno", dirigida por Antonio Castro, habla sobre la crisis de edad y otros problemas que enfrentan los actores detrás del teatro
Ariane Pellicer protagoniza la obra (AGUSTIN SALINAS. EL UNIVERSAL)
20/04/2018
00:02
Andrés Salgado
-A +A

[email protected]

Conocer lo que sucede al momento de preparar y montar una obra de teatro genera morbo y curiosidad. Esa es la esencia de la obra Noche de estreno, que narra la historia de Myrna, una actriz que no admite los estragos del tiempo, lo que la lleva a una crisis al momento de preparar su próxima obra de teatro, pues se rehúsa a admitir que está envejeciendo y la destrucción de su matrimonio.

“Si el público la tacha de loca está bien, si tu gente más cercana no te comprende y juzga de esa manera el daño es aún mayor”, considera Ariane Pellicer, quien da vida a Myrna.

Este papel ha representado un reto bastante fuerte para la actriz, quien comenta que siempre busca que sus personajes sean un desafío, por lo que en esta ocasión, dar vida a un personaje tan cercano a ella y con una realidad parecida a la suya la ha puesto a prueba en diferentes ocasiones.

“Tony (Antonio Castro, director) es un experto para trabajar con las emociones, sabe cuándo y cómo tocar los botones correctos”, declara Ariadne.

Y es que esta obra es hacer teatro dentro del teatro: actores interpretando actores, directores, guionistas y asistentes, entre otros.

“El reto está en despegarse del personaje; no sólo soy actor, también soy director y mi personaje es eso, tenemos historias similares. Hay una anécdota de mi personaje que yo viví de la misma forma, es más, hasta la misma edad tenía la persona involucrada”, confiesa David Hevia, quien interpreta a Sammy en el montaje.

Uno de los retos para el director fue delimitar a los personajes, hacer que cada uno identifique lo que representa e involucrar sus propias vivencias. “La obra juega alrededor de los anhelos, a veces con la crueldad necesaria que la comedia merece y otras veces con empatía y ternura”, dice Castro.

La obra se estrena el martes en el Centro Cultural Helénico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS