Alexander hace del teatro su trinchera

Para la actriz es mejor expresar su feminismo en escena que desde la política
Alexander hace del teatro su trinchera
Susana y el elenco de Debiera haber obispas. (FOTOS. CORTESÍA)
08/03/2018
00:04
Sughey Baños
-A +A

 Susana Alexander se considera feminista y por años le ha dado voz a las mujeres desde su trinchera, el escenario, presentando obras como Si me permiten hablar, Suya afectuosamente, Las mujeres no tenemos llenadero y actualmente Debiera haber obispas, pero asegura que no ha sido fácil.

“Ahora se puede decir, antes no; si decías soy feminista, los señores salían corriendo, creían que les íbamos a cortar los hue..., no sabían qué era, serlo es darse cuenta que tenemos los mismos derechos que los hombres y reclamarlos”.

Para Susana la mejor manera de hacer llegar este mensaje es a través del teatro, porque opciones como la política no son para ella, ya que lo considera un ámbito viciado, por eso lleva sus montajes a donde se los piden. “Así, tanto hombres como mujeres escuchan las voces de esas otras mujeres a las que les doy voz, yo nada más me presto para que ellas hablen”.

Con la puesta en escena Debiera haber obispas, que se presenta en el Teatro Rafael Solana, Susana Alexander muestra la historia de Matea, mujer madura, soltera que dedicó su vida a cuidar al cura del pueblo; al morir éste,ella se vuelve poderosa, y la gente cree que el sacerdote le reveló algo sobre cada uno de ellos. Para la actriz es una forma divertida e interesante de empoderarse sin violencia.

“Siempre digo que la revolución más importante del siglo XX no fue la Revolución rusa ni la Revolución mexicana sino la revolución feminista.
“No nos toman en serio porque nosotras no derramamos sangre, ¿cómo lo vamos hacer si somos dadoras de vida? Nosotras no entendemos la guerra y matar, sin embargo, esa revolución ha hecho cambiar al mundo y la visión de las cosas”.

Para la también directora esta obra también es pertinente hoy porque, en tiempo de elecciones, la gente puede ver qué importante es la mujer para el poder político.

“Es maravilloso que siga habiendo empuje femenino en política pero pediría que hicieramos una diferencia, que fuéramos más honestas y menos deseosas del poder”.
Con más de 40 años en escena, Alexander considera que ha puesto su granito de arena con su labor.

“Supongo que sí he abierto algunos corazones que han entendido de qué hablo, de sensibilizar respecto al papel de la mujer en la sociedad”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS