Pudientes, godínez y banda, todos caben en La Isla

Alfombra Roja
En la foto: Alejandro Lukini, conductor (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
22/08/2017
00:00
Alfombra Roja
-A +A

Pudientes, godínez y banda, todos caben en "La Isla".

Azteca alista el estreno de su reality show La isla, el 28 de agosto, bajo la conducción de Alejandro Lukini y la participación de la actriz Andrea Escalona, el conductor Facundo, los empresarios Isidro Ovejas y Nassar, la diseñadora de interiores Aura Antaramian y personajes de ámbitos muy diversos justo para darle variedad al asunto. Lo curioso del tema, según el semanario Produ, es que la producción dividió —el programa ya se grabó en República Dominicana— en tres rubros, de acuerdo con la condición económica de los participantes: Pudientes, godínez y banda. Marcando estas diferencias es como la televisora espera recuperar la audiencia que las últimas ediciones no han logrado hacer del todo.

Quitan a Mayrín y luego la ponen doble.

A Mayrín Villanueva la sacaron de "En tierras salvajes", a una semana de haber comenzado grabaciones a principios de año, porque Televisa tenía previsto estrenar la telenovela en Univisión este agosto y su imagen se empalmaría con otras historias en las que también aparece, como Mujeres de negro y Mentir para vivir, lo cierto es que nada de esto ha ocurrido —si es que realmente esa era la razón—, pero lo que sí va a suceder es que, al menos en México, tendremos Mayrín el resto del año, primero con el programa de comedia "Vecinos", que se estrena a fines de este mes y que coincidirá en sus últimos capítulos en Las Estrellas con su protagónico en "Me declaro culpable", melodrama que llegará al mismo canal el 11 de noviembre.

Hijos de Ricardo Montaner nada más no pegan.

Tremenda campaña en radio tuvieron Mau y Ricky, el grupo conformado por los hijos de Ricardo Montaner; también se les apoyó en otros medios y por supuesto su padre hizo todo lo posible para introducirlos con fuerza en la misma discográfica donde él graba; todo pintaba bien, pero algo pasó, no terminaron de dar el salto en México. Ejecutivos argumentan que tuvieron todo el apoyo, pero simplemente no hubo “conexión” con el público. ¿Será?

Ni con gorra, Diego Luna pasa desapercibido.

Calladito, discreto y amable, pero con una gorra que hacía que todos lo voltearan a ver —nadie más traía una dentro del teatro— apareció Diego Luna, acompañando a su papá, Alejandro Luna, a la obra La última sesión de Freud, en el Teatro López Tarso del Centro Cultural San Ángel. El actor y su papá, quien estuvo a cargo de la escenografía de la obra, disfrutaron la tarde de un sábado de la actuación de Luis de Tavira y Álvaro Guerrero; intercambiaron comentarios y se mantuvieron en sus asientos sin que los interrumpieran, pero eso sí, con las miradas de todos encima.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS