Se encuentra usted aquí

Trazan su camino cantando

Camilo Séptimo se presentará como artista principal, en el Metropólitan, 28 y 29 de noviembre
Manuel Mendoza, Jonathan Meléndez y Erik Vásquez integran la agrupación. (CORTESÍA)
16/09/2017
00:05
ARACELI GARCÍA
-A +A

[email protected]

Donald Trump hace música. El mandatario estadounidense está presente en la escena de la música mexicana, al menos sirviendo como inspiración de nuevas propuestas musicales.

“Debemos perdonar para poder amarnos y equilibrarnos para unirnos con las estrellas”, se escucha en el tema “Óleos” de la banda mexicana Camilo Séptimo.

La letra de la canción, que forma parte del álbum del mismo nombre, surgió a comienzos de año tras el anuncio de que el ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había ganado las elecciones...

“Ese día estábamos volando y todos íbamos pensando: no, no puede ser, esto se va a poner feo. En esa atmósfera creamos ‘Óleos’, tratando de generar ese tipo de vibra que necesitamos de amor; creo que esa canción tiene todo para despertar esa energía”, relató en entrevista Manuel Mendoza, el bajista y cantante de la agrupación.

Los músicos dieron su punto de vista sobre las políticas del mandatario estadounidense, como la cancelación del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia).

“Está loco el señor Trump, está llenando de odio a esa nación, la está envenenando”, comentó Jonathan Meléndez, tecladista.

La agrupación contó algunas de las dificultades por las que han tenido que pasar, como la visa que les fue negada cuando buscaban presentarse en el Ruido Fest en Chicago.

“Ni siquiera llegamos a la entrevista, hicimos la petición de visa urgente y nos la negaron. Tenemos que esperar un rato para volver a solicitarla”, contó Manuel.

Esto, junto con las carencias económicas por las que han pasado al ser una banda independiente, ha servido para reafirmar su compromiso por compartir un mensaje positivo con sus letras en las que abordan temas sobre el amor y la espiritualidad.

“Quisimos demostrarle a otros países que en México se hacen cosas chidas. Nos estamos planteando ocupar un lugar en la escena mexicana que dé mucho de qué hablar en el extranjero, que se hable de que se hace buena música”, dijo Meléndez.

La banda, que ha llevado su música a países de Latinoamérica como Costa Rica, Chile y Colombia estará por primera vez en el Teatro Metropólitan como artista principal (anteriormente fueron invitados de Siddhartha) el 28 y 29 de noviembre.

De momento no contempla tocar temas políticos en sus letras, al menos de manera literal sino hacer frente a las problemáticas sociales recurriendo a lo espiritual.

“Queríamos utilizar los medios de manera responsable, que nuestro álbum fuera una onda más espiritual, de mantras. Hacer entender que la humanidad a veces vive en la oscuridad pero siempre existe la luz para salir y aprender de los errores para seguir adelante”, enfatizó Manuel.

Camino independiente. Sin mayor ayuda que su gusto por la música, una cabañita oculta en el jardín de una casa fungió como su primer estudio de grabación.

Canciones como “Eres” y “Neón” —que se han posicionado entre las favoritas de su público— nacieron en ese espacio en el que su mayor lujo eran los instrumentos de los miembros de la banda.

“Cuando inicias no tienes el respaldo de una disquera y hacer las cosas cuesta mucho. Es una inversión fuerte sin estar recibiendo nada y así estuvimos dos o tres años. Está llegando el punto en que se nos está regresando un poco”, aseguró Meléndez.

Hoy, tras la publicación de Óleos y la gira que los ha llevado a visitar diferentes estados de la República, los intérpretes de “No confíes en mí” ya piensan en su próximo material aunque todavía no contemplan formar parte de una disquera. Confían en que su público —en su mayoría joven— los seguirá apoyando.

“Estamos muy presentes en los medios digitales, creemos que ese contacto con la gente de las nuevas generaciones ha sido parte del éxito”, aseguró Meléndez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS